BÁLSAMO “RAMOS”

Señor Zidane, un bálsamo no cura una enfermedad seria.

Menos mal que hoy ha sido la onomástica de las santas Perpetua (Sergio Ramos) y Felicidad (la de todos los madridistas por la clasificación) felicidad que no por el juego exhibido por el equipo en ningún momento. Dé las gracias a estas dos santas porque han conseguido que su flor no se haya terminado de marchitar.

En los distintos pantallazos que en unas u otras televisiones he podido captar de sus declaraciones le he oído decir: “estamos jugando bien”, “hemos ganado, ya está”, “en la primera parte hemos tenido muchas ocasiones para hacer goles” y varias perlas más. ¿Pero cómo puede usted manifestarse en ese sentido y quedarse tan pancho?

Mire, ahora, precisamente ahora con la tranquilidad que supone la clasificación, es cuando desde el primer minuto se tiene que hacer propósito de enmienda para solucionar lo que viene ocurriendo desde hace ya bastantes meses con las alineaciones y el juego del equipo.

En mi artículo del partido de liga jugado contra la U.D. Las Palmas ya le esbozaba algo de lo que a mí me parece que no funciona por falta de carácter en sus planteamientos. Si quiere esconder detrás de esta clasificación lo que viene pasando, allá usted, pero tenga en cuenta que cuando el ciego más se arrima al precipicio mayor pueden ser las posibilidades de un tremendo descalabro.

Con respecto al partido de hoy, efectivamente todos esperábamos una presión en ataque asfixiante del Nápoles a la que habría que frenar, pero también había que salir de esa presión, para lo cual entre los tres centrocampistas que ha alineado se necesitaba un Kovacic capaz de salir rápido con la pelota controlada o un James o un Isco que con buen toque enlazara con los de arriba. Y con respecto a estos últimos, los de arriba, de vergüenza su actitud dejando que la pelota en los pies del Nápoles pasara por su línea de contención como un cuchillo atraviesa la mantequilla. No tiene mecanizado el que Bale, el más fuerte y resistente de los tres, se integre en repliegue en ayuda de los tres centrocampistas, pero ya que mantiene su erre que erre con la BBC, al menos que Bale juegue por su banda natural, la izquierda. En la primera parte ocasiones de gol no hemos tenido como dice usted, pero si jugadas de Bale por la banda derecha que de haberse producido por la izquierda hubieran terminado en centros milimétricos, amén de ser el mejor escudero en esa banda para cubrir las subidas de Marcelo. De Cristiano y Benzema ya le hablé el otro día.

El acierto de Ramos ha llegado a balón parado cuando ya se llevaban seis minutos de la segunda parte calcados de los cuarenta y cinco primeros. Menos mal,  porque si somos eliminados, usted solito había metido hoy el primer gol de mañana a favor del Barça.

Gaspar Albertos.


Comparte esto:

Deja un comentario

Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles