Amarres de amor con miel: Los hechizos que necesitas para mejorar la relación

Interesante

Los amarres de amor pueden representar la mejor solución para conseguir afianzar vuestra relación de pareja, para superar crisis y para cualquier problema que tengáis que afrontar a nivel sentimental.

Estos hechizos se basan en el uso de unos ingredientes principalmente en un ritual, que a veces incluye también la acción de recitar oraciones.

En un amarre de amor hay que tomar decisiones muy importantes y una de ellas es escoger los ingredientes para el hechizo. Entre ellos es posible que nos encontremos la miel.

De hecho, la miel es uno de los ingredientes más habituales en los amarres, precisamente por todo lo que puede ofrecer.

¿Quién puede hacer amarres de amor con miel?

No importa el ingrediente del que se trate. Cualquier persona puede hacer amarres de amor si tiene suficiente conocimiento de estos hechizos y experiencia a la hora de realizarlos.

Pese a ello, la mayoría opta por contratar a profesionales, sobre todo por el temor a equivocarse durante el ritual, aunque no es el único motivo.

En España Paloma Lafuente es una de las profesionales mejor reconocida. Es experta en amarres de amor, endulzamientos y otros hechizos, así como también tiene las aptitudes necesarias para ofrecer la lectura de cartas del tarot.

La cartomancia es uno de los servicios complementarios más recurrente en los amarres de amor, ya que ayuda a aclarar cualquier duda relacionada con los sentimientos, como por ejemplo dónde puede encontrarse el origen de una crisis de pareja.

Al conocer todo lo relativo al problema de pareja, también permite encontrar el amarre de amor adecuado en cada caso, para que no escojamos uno distinto por error.

Los amarres de amor no son secretos, de hecho su información está públicamente accesible desde muchos sitios, incluyendo la página web de Paloma Lafuente. Sin embargo, las cartas del tarot requieren un conocimiento profundo y unas aptitudes específicas para poder dominarlas e interpretarlas de forma útil.

Ante tal situación, es lógico que mucha gente se vuelque en contratar a profesionales como ella para la elaboración de hechizos, ya sean con miel o con cualquier otro ingrediente.

¿Por qué escoger miel para los amarres de amor?

El motivo de que la miel esté muy presente en una gran cantidad de amarres de amor se basa, entre otras cosas, en las propiedades de la jalea. Aquí obviamente no nos referimos a las propiedades que tiene sobre nuestra salud física, sino específicamente por su aporte a hechizos como los que vamos a describirte en este artículo.

Ten en cuenta que la miel tiene el poder de dulcificar los sentimientos de aquella persona hacia la que dirigimos el hechizo, independientemente del objetivo, ya sea para recuperar a una ex pareja como para enamorar a otra persona que todavía no se ha comprometido o lanzado a la relación.

Otro motivo por el que se escoge tanto a la miel es que proviene de las abejas. Estos pequeños insectos siempre han estado cargados de energía mística natural, así que nos ayudan a potenciar nuestras vibraciones positivas.

¿Hay otros ingredientes en los amarres de amor?

Si clasificamos los ingredientes de los amarres de amor nos encontramos con 3 categorías muy bien diferenciadas.

La miel se enmarca en la categoría de ingredientes básicos, también llamados normales o corrientes.

En esta categoría están ingredientes como objetos cotidianos o alimentos. Sin embargo, no hay que confundir el hecho de que sean fáciles de adquirir con que no tengan su importancia en los amarres de amor.

Algunos suelen tener mayor protagonismo que otros y la miel es precisamente uno de los alimentos más recurrentes en estos hechizos.

Junto a los ingredientes normales están los ingredientes personales, que son aquellos que pertenecen exclusivamente a las personas que conforman la pareja o a quien solicita el deseo con el hechizo.

Gracias a estos ingredientes, podemos personalizar cualquier amarre de amor a nuestro problema de pareja.

Además, los ingredientes en un ritual se entremezclan entre sí. Como es lógico, la miel se suele utilizar sobre otros ingredientes con el fin de cubrirlos, con una acción que muchas veces lo que propicia es «endulzar» los sentimientos.

Por último están los ingredientes especiales, que son aquellos más difíciles de conseguir y de utilizar. Las piedras mágicas son de los ingredientes especiales más conocidos.

Se trata de piedras que han absorbido la energía del Universo durante millones de años y que ahora podemos aprovechar en beneficio del amarre de amor que queramos realizar.

Las piedras mágicas pueden ayudarnos a intensificar la energía del hechizo, pero tienen varios aspectos que los hacen más complicados que otros ingredientes. Para empezar porque son muy difíciles de encontrar en algunas ocasiones, a veces por su alto precio y otras por la práctica imposibilidad de poder comprarlas.

Además, hay que recargarlas. Pierden energía por cada hechizo, por lo que hay que seguir unos pasos concretos con los que volver a cargarlas de energía, para aprovechar su máximo potencial en el siguiente hechizo.

Estos motivos hacen que cuando un amarre de amor requiera o haga recomendable una piedra mágica, se acuda a profesionales como Paloma Lafuente.

¿Cómo escoger el amarre de amor con miel adecuado?

Hay muchos amarres de amor con miel entre los que elegir. Se diferencian entre sí por los objetivos que persiguen, los ingredientes que aprovechan y el ritual que los conforman.

Sin embargo, no es fácil elegir entre ellos si no sabemos exactamente qué necesitamos. Por eso Paloma Lafuente recomienda siempre realizar la lectura de cartas del tarot tal y como os hemos comentado, ya que con ella podremos identificar de forma específica el mejor hechizo.

Tanto si sabes cuál es el origen de tu conflicto sentimental como si ahora mismo pasáis por un buen momento de relación, a continuación te detallamos 3 amarres de amor con miel, que pueden servirte en algún momento.

Recuerda que puedes hacerlos por tu cuenta o, si no te ves con suficiente experiencia para ello, siempre puedes recurrir a los profesionales.

Amarres de amor con miel para que la pareja sea más cariñosa

En todos los amarres de amor lo importante es primero reunir todos los ingredientes. Para este hechizo en concreto los que necesitamos son los siguientes:

  • 1 bolígrafo rojo.
  • 1 fotografía de la persona que quieres lograr que sea más cariñosa.
  • 1 frasco de cristal mediano con tapa.
  • 1 vela roja.
  • 10 cucharadas de miel.
  • Cerillas de madera.

En primer lugar coge la fotografía de tu pareja y escribe en la parte de atrás el objetivo que buscas con este amarre de amor. Puede ser que sea más cariñosa en el día a día o que sea más romántica de forma general. No hay un objetivo predefinido en este sentido.

Lo importante es que seas tú quien escribe la frase y que lo hagas de forma personal.

A continuación gira la foto en 180 grados y escribe solo una vez tu nombre.

Luego piensa en esa persona. Debes visualizar cómo van a ser esos gestos de cariño que te demostrará cuando el hechizo haga efecto.

Esta técnica de visualización es una de las más importantes en un amarre de amor. Paloma Lafuente recomienda practicarla si es necesario. Consiste en imaginar la situación que estamos pidiendo en nuestro deseo formulado a través del hechizo.

Mientras realizas la visualización en esta parte del ritual, llena el tarro de vidrio con diez cucharadas de miel. Por cada cucharada derramada, repite esta frase en voz alta:

«Dulce como la miel serás conmigo.»

Tras depositar en el interior del tarro la jalea, dobla la imagen de tu pareja y métela también en él. Ten en cuenta en este paso que tus dedos deben tocar la miel.

Para potenciar el hechizo, enciende la vela roja con cerillas de madera y mantente a la espera mientras se consume completamente. Cuando lo haya hecho, guarda el tarro con la miel en su interior en tu dormitorio, en algún espacio donde nadie más pueda encontrarlo.

Amarres de amor con miel para recuperar a tu ex pareja

Muchos amarres están dirigidos a recuperar a la ex pareja. Cuando se ha dado la separación o la ruptura y no encontramos otras opciones válidas, estos hechizos se convierten en una solución que muchos deciden aprovechar.

En este caso la miel vuelve a ser protagonista, pero compartirá sus acciones con velas rojas y algo de canela.

Los ingredientes que debemos reunir son los siguientes:

  • 1 alfiler.
  • 1 vaso de cristal.
  • 2 velas rojas.
  • 30 cm de cinta blanca.
  • Cerillas de madera.
  • Miel de abeja.
  • Unas cucharadas de canela.

En primer lugar debemos coger la vela y grabar en ella el nombre de nuestra ex pareja. Con el alfiler podremos hacerlo fácilmente. Luego debemos repetir este mismo paso solo que en la otra vela.

Ahora cogemos la cinta blanca y unimos las dos velas rojas. Intenta hacer dos nudos que sean muy fuertes para que las velas se queden completamente fijas y colócalas en un plato.

A continuación empapa las dos velas con miel e imagínate cómo será tu reencuentro con la ex pareja. Debes focalizarte sobre todo en el amor que sientes por él o por ella.

Coge luego la canela y espolvorea un poco por las dos velas.

Ahora tienes las velas cubiertas con los dos ingredientes, la canela y la miel. Enciende ambas candelas con las cerillas de madera.

Aquí Paloma Lafuente siempre recuerda que lo importante es utilizar cerillas y no mecheros ni otros accesorios. En los amarres de amor es de vital importancia crear nosotros la energía y con un mechero no lo estaríamos haciendo. Si las energías son creadas por nosotros durante el ritual, conseguimos de forma efectiva que el Universo escuche nuestro deseo a través del amarre de amor.

Con las dos velas ya encendidas, debes repetir la siguiente oración. Recuerda hacerlo con la máxima concentración posible y en voz alta:

«Por el poder del amor verdadero, invoco la energía de la tierra y el fuego. Que su energía creadora y renovadora haga florecer de nuevo el amor en el corazón de (nombre de tu ex pareja) y el fuego funda nuestros corazones como si fuera uno. Que esta fuerza creadora nos acompañe cada día y fortalezca nuestra unión. Perdura a través del tiempo sin menguar. Que así sea.»

Ahora debes esperar a que las velas se consuman totalmente para así sí considerar que el amarre de amor con miel ha terminado. Una vez se apaguen, recoge todos los residuos que se hayan creado y entiérralos en una maceta con tierra que tengas en tu casa.

Amarres de amor con miel para enamorar

Este tercer amarre de amor con miel es diferente a los anteriores, ya que consiste en enamorar a otra persona, a alguien especial que no se ha lanzado a iniciar la relación o bien no lo hace con el suficiente compromiso.

Lo que sí comparte este hechizo con los anteriores, en parte, está en su listado de ingredientes, algunos también presentes en otros amarres:

  • 1 fotografía de tamaño carnet de la otra persona.
  • 3 cucharadas de canela.
  • 3 cucharadas de miel.
  • Lápiz de color negro.
  • Tarro de cristal con tapa.

Empieza este amarre de amor llenando el bote de vidrio con 3 cucharadas de miel y 3 cucharadas de canela. Cuando los dos ingredientes estén ya metidos, tapamos el tarro con la tapa.

Ahora cogeremos la imagen de esa persona especial y la dejaremos debajo del frasco. Lo importante en este paso es sobre todo que el bote tape por completo la imagen de la otra persona.

Volvemos de nuevo a utilizar la técnica de visualización. En esta ocasión para imaginarnos a esa persona especial y los momentos felices que el Universo os tiene previstos.

Seguimos con el amarre de amor con una oración. Con todas las fuerzas que te sea posible, debes recitar lo siguiente:

«Tú, (nombre de la persona especial), caerás por este ritual y la fuerza del amor, enamorado de mí, porque yo te amo realmente y estoy locamente enamorada de ti. Quiero y deseo que tú sientas lo mismo por mí.»

Ahora coge el lazo rojo y anúdalo en el tarro de miel. Haz cinco nudos y termina todo con una lazada.

Finalmente, coge el bote de cristal y colócalo, junto con la imagen de esa persona, debajo de tu cama de forma que a ninguno de los dos elementos les dé la luz del sol.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta