Buscan a quienes han destruido tres valiosos ejemplares medioambientales cerca de ‘El Granillo’

Sucesos

“Los Agentes Medioambientales necesitan tu ayuda para descubrir al autor de la destrucción de tres ejemplares de Quejigo (Quercus Faginea) con decenas de años de historia en el paraje de ‘El Granillo’. Si has visto algo sospechoso por la zona, contacta con los Agentes Medioambientales”. Así informa Almansa Emergencias de este delito contra la naturaleza, ocurrido en un paraje de la localidad, que tratan de esclarecer.

Han difundido imágenes de los ejemplares que han resultado afectados en esta tala.

También recuerdan que la localización de dichos ejemplares es junto a la pista forestal del barranco del Paraíso, pista que une las localidades de Caudete y Almansa por dicho paraje, siendo muy frecuentada por usuarios del medio natural, tanto de la localidad de Almansa, como de la localidad de Caudete, ya que está muy cerca de la confluencia de los dos términos, confluyendo dicha pista en un paraje que comparten dichos municipios, como es “El Granillo”.

El Quercus Faginea es un roble mediterráneo que suele ocupar las zonas de montaña de nuestra región mediterránea, siendo muy frecuente en las Sierras del Segura, Serranía de Cuenca y otras localizaciones con pluviometrías más elevadas debidas a la altitud y la disposición de las sierras, se trata de una especie marcescente, lo que quiere decir que es de hoja caduca pero sus hojas permanecen secas en el árbol hasta el brote del follaje verde en primavera, puede darse el caso de que el aspecto de árbol sea caduco (sin hojas) ya que el viento y otros fenómenos muchas veces hacen que se quede desprovisto de hojas.

En Almansa lo podemos encontrar en formaciones jóvenes en zonas umbrosas de muy pocos parajes del término municipal, principalmente en zonas que fueron sacudidas hace años por los incendios forestales y que propiciaron a que estas especies resucitaran y volviesen a ocupar ciertas zonas que por su exposición y suelo les han sido favorables.

No obstante, los ejemplares afectados en esta ocasión, situados en un bonito paraje del término se encuentran en una zona cuyos limites de altitud y por ello condiciones climáticas no les eran del todo favorables para su dispersión, es por ello que eran considerados especies “relictas”, lo cuál quiere decir que son especies especialmente vulnerables y muy difícil que vuelvan a poder recuperar en dicha zona.

Es por ello que es esencial que cualquier dato e información de poder haber visto algo sospechoso por esa pista forestal en estas semanas o días pasados, se haga llegar a los Agentes Medioambientales.

Puede resultar también sospechoso que alguien haya podido hacer acopio de leña de este tipo en el monte, muy parecida a la carrasca o a la encina, pero que por las dimensiones de sus trozas (cortes del tronco y ramas) puedan haber llamado la atención.

Fuente: masquealba.com

Comparte esta noticia:

- | |

Deja un comentario