Cáncer, la enfermedad que fue tabú

Editoriales

acalucaNace en Caudete una asociación para ayudar, aconsejar y luchar junto a las personas afectadas por el cáncer, esa enfermedad que fue tabú, pero que afortunadamente ha dejado de serlo para la mayoría de la sociedad, lo que permite compartir experiencias que muchas veces son más terapeúticas que los propios tratamientos.

La asociación se llama ACALUCA (Asociación Caudetana de Lucha Contra el Cáncer) y el próximo viernes tendrá lugar su presentación en el Museo de la Acuarela “Rafael Requena”.

Se estima que cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer. La buena noticia es que desde los años 70, se ha multiplicado por tres el índice de supervivencia. La razón de este gran avance hay que buscarla en el diagnóstico precoz y en los nuevos tratamientos, cada vez más efectivos y con menores efectos secundarios. La calidad de vida de los enfermos de cáncer ha mejorado ostensiblemente, y su esperanza de vida es cada vez mayor. El cáncer de mama es uno de los ejemplos más esperanzadores, puesto que ya se ha superado el 90% de tasa de curación.

Una asociación como ACALUCA es necesaria, y estoy seguro de que hará mucho bien a muchas personas. No sólo a enfermos, sino también a familiares, incluso amigos de afectados por la enfermedad. En muchas ocasiones, es el propio desconocimiento lo que genera ansiedad y malestar a unos y otros, lo que a veces, de manera involuntaria, provoca situaciones de rechazo al no saber enfrentarse a algo extraño.

Compartir la experiencia con alguien que está pasando por algo similar, siempre es positivo, y genera una mayor fuerza interior. Saber que hay gente que te comprende, que conoce tus síntomas y que te aconseja, es un aliciente añadido al de la propia familia, que siempre está ahí para empujar y ayudar en la lucha diaria. Porque en la lucha contra el cáncer, y contra la mayoría de enfermedades, tiene mucho que ver nuestra actitud, nuestra mente. Nuestra mente es una poderosa máquina capaz de luchar como un gran ejército, y mantener las ganas de vivir contra viento y marea hará que los tratamientos resulten muchísimo más eficaces.

Casi todos conocemos casos de personas afectadas por el cáncer. Sea más o menos cercano, siempre es un golpe conocer que alguien padece la enfermedad. A veces, el diagnóstico llega muy tarde. O el tipo de cáncer tiene una evolución muy rápida… Aún así, nunca hay que olvidar que es aquí cuando la palabra esperanza cobra todo su significado.

Enhorabuena, pues, a quienes han tenido la idea de formar esta asociación. Estoy seguro de que muchas personas estarán agradecidas, y sin duda, les será de gran ayuda.

Comparte esta noticia:

-

Deja un comentario