Cáritas denuncia las dificultades que afrontan las personas sin hogar para acceder a los derechos fundamentales

General

Bajo el lema ‘¿Sin salida? Perdidos en un sistema de protección social que no protege. Digamos basta. Nadie Sin Hogar’, Cáritas denuncia las dificultades continuadas y permanentes que afrontan las personas sin hogar para acceder a los derechos fundamentales y que se han agravado aún más durante la pandemia. Mañana, 31 de octubre, se celebra el Día de las Personas Sin Hogar, y este año, la Institución pone el foco en el laberinto al que se enfrentan muchas personas, perdidas en un sistema de protección social que no funciona, y reclama a las Administraciones Públicas la puesta en marcha de una protección social adecuada, justa y digna para todas las personas.

«La aparición de la Covid19 ha generado una realidad extraordinaria en la que las personas más frágiles y vulnerables viven con mayor crudeza la desprotección social, agravando la situación de miles de personas que se encontraban en una vivienda insegura o inadecuada, o que incluso estaban ya en situaciones de exclusión y que, con el impacto añadido de la pandemia, se han visto expulsadas de sus viviendas o de los alojamientos precarios en los que se encontraban», asegura Cáritas en una nota de prensa.

Subrayaban que «estas realidades de vulnerabilidad confirman que los sistemas de protección social han fallado y han fragilizado aún más la ya de por sí debilitada situación de los más vulnerables». Cáritas, y otras entidades que impulsan esta campaña, aseguran que «una consecuencia directa de las medidas de confinamiento y de mantenimiento de las medidas de protección sanitaria fue la reducción, o cancelación automática, de las intervenciones sociales y sanitarias presenciales. Todo el sistema de protección social, ya fragilizado de por sí, se vio fuertemente impactado, con lo que muchas personas con situaciones vitales muy complicadas no tuvieron otro remedio que paralizar o posponer procesos de acompañamiento personal, o de acceso a recursos y prestaciones sociales».

Desde la Campaña de Personas Sin Hogar «se urge al fortalecimiento de las políticas públicas, poniendo su foco en las personas más vulnerables, a fin de facilitar su acceso y ejercicio real del derecho a la protección social, que en muchas ocasiones no se garantiza, o es muy limitado».

Las entidades promotoras de la Campaña de Personas Sin Hogar invitan también a la ciudadanía a comprometerse y contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas en situación de exclusión o sin hogar, a intentar ponerse en el lugar del otro o a preguntarse por la realidad que están viviendo.

Durante 2020, Cáritas Diocesana de Albacete atendió en la provincia a 95 personas sin hogar a las que prestó atención inicial, alojamiento o la cobertura de sus necesidades más básicas. En la provincia, este apoyo se realiza a través de las Cáritas Interparroquiales de Caudete, La Roda, Almansa, Villarrobledo y Hellín. En la capital se trabaja con personas sin hogar a través del programa Café Calor, en el que voluntarios de la Institución acompañan dos noches a la semana a personas que viven en la calle.

Agentes de Cáritas han participado en un acto que se ha celebrado simultáneamente en otras capitales del país. Una acción que se ha llevado a cabo en Albacete, Almansa, Villarrobledo, Hellín y Tobarra, en la que se ha dado lectura al manifiesto y se ha querido visibilizar esta realidad.

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta