Caudete se queda fuera de los planes de mejora de la red de cercanías con Alicante

General

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, comenzó ayer a sentar las bases para solucionar las asignaturas pendientes que tenía su ministerio con la provincia de Alicante al incorporar la conexión ferroviaria del aeropuerto con la estación del AVE, la recuperación de las cercanías ferroviarias Alicante-Villena, el enlace de Elche con la futura estación de Alta Velocidad de Matola y el Tren de la Costa (sólo la primera fase entre València y Dénia) en un plan para mejorar las líneas de cercanías en la Comunidad Valenciana.

Un plan valorado en 1.436 millones de euros de los que 263 millones se invertirán en Alicante, 85 millones para construir una plataforma de doble vía (7 kilómetros) entre Alicante y el aeropuerto (variante de Torrellano), 34 millones para otra vía doble (3,8 kilómetros) entre Elche y la estación de Alta Velocidad de Matola y la red de cercanías Alicante-Villena (Caudete se queda fuera) tendrá un coste de explotación de 3,3 millones de euros. ¿Los plazos? Se comprometió a que el grueso de las actuaciones esté en 2022 pero la ejecución total no habrá concluido hasta 2025. Para ello, De la Serna acordó con el presidente Ximo Puig, crear una comisión de seguimiento que se reunirá cada seis meses para ver la evolución de los trabajos.

El corredor de cercanías con Villena -falta cerrar el convenio con Renfe- tendrá diez servicios diarios en cada sentido y los técnicos esperan que tenga un demanda diaria de 2.000 viajeros con unos ingresos anuales de 1,4 millones de euros. La línea tendrá paradas en la Universidad de Alicante, San Vicente, Agost, Monforte del Cid. Novelda/Aspe, Monóvar/Pinoso, Elda/Petrer, Sax y Villena, pero todavía no se ha decidido si todos los trenes pararán en todas la estaciones. Ayer, el Ayuntamiento de Caudete (10.000 habitante) reclamó también su derecho a estar conectado con la línea por su proximidad y relación con todo el Vinalopó.

El aeropuerto de Alicante-Elche ha vuelto a ser este año uno de los que mayor crece este año en Europa gracias al «boom» turístico que vive España -casi 14 millones de pasajeros- y lleva 17 años esperando que el Ministerio de Fomento cumpla con una de las directrices europeas en materia de movilidad, la conexión de la terminal con el resto de la provincia con el ferrocarril cuando ésta supere un tráfico de seis millones de viajeros, algo que se alcanzó en diciembre de 2000. El caso es que el aeropuerto tiene construida desde su última remodelación en 2011 la estación pero nunca se ha conectado con Alicante y Elche, tal como se anunció, y eso que el cercanías Murcia-Alicante pasa a menos de un kilómetro (Torrellano). El tren llegará soterrado.

La primitiva variante ferroviaria de Torrellano que ahora se recuperará en parte consistía en la construcción de una plataforma en doble vía electrificada en ancho internacional para conectar la estación con el aeropuerto donde habría una terminal para lanzaderas ferroviarias. Esta infraestructura se ubica debajo del aparcamiento público, en el que Aena y tiene acceso directo con la terminal de pasajeros

La variante incluía la eliminación de la inversión de la marcha en San Gabriel. El trazado alicantino arrancaba en la estación de Alicante y seguía por el trazado soterrado hasta bifurcarse apenas unos metros después de acabado el mismo, poco antes del cementerio. Desde aquí las vías seguían por el polígono industrial de la Florida superando mediante viaductos el Barranco de las Ovejas, el viario de acceso a Mercalicante y la carretera N-330, para adentrarse en Bacarot. Allí salvaba con otro viaducto la Vía Parque a Elche y por las proximidades de las fincas La Parra y Els Reiets alcanzaba la sierra de Colmenares. En este punto se construía un túnel para superar este obstáculo con una longitud de 560 metros. La carretera de Elche se salvaba mediante un paso inferior. Bordeando el saladar el trazado iba hacia el aeropuerto.

El plan presentado ayer por el ministro de la Serna al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, incluye, por otro lado, casi seis millones de euros para la mejorar las estaciones (accesibilidad, pintura, señalética y mobiliario, megafonía y control de accesos). También los trenes con una inversión de 126 millones de euros entre 2019 y 2022.

El jefe del Consell, Ximo Puig, mostró su satisfacción porque la presión del Consell ha permitido que se atienda «el 80% de nuestras reivindicaciones en Cercanías, que son utilizadas todos los días por 65.000 personas en la Comunidad Valenciana».

Por su parte, el ministro Íñigo de la Serna valoró el «trabajo intenso» que ha supuesto la elaboración de este plan por parte de Adif y Renfe «en los últimos meses», y subrayó el «gran esfuerzo» que representa, por parte de la Administración Central, las inversiones previstas en él para la Comunidad Valenciana. En este sentido, De la Serna aseveró que «el programa de actuaciones en Cercanías demuestra que el Gobierno central y su ministerio están cumpliendo compromisos previstos. Esto es reflejo de que cumplimos lo que decimos y que lo llevamos a la realidad», enfatizó el ministro.

Fuente: Diario Información

Deja una respuesta