CAUDETECA | Mujer emprendedora: Ana Navarro Pérez (1891/1983)

Caudeteca

Con el fin de difundir todavía más la labor de Caudeteca, Caudete Digital publicará a partir de ahora los artículos de esta interesante web, fruto de una colaboración mutua que será interesante, sin duda, para todos los caudetanos.


Ana Navarro Pérez (1891-1983), conocida como Ana la Lirona, fue la segunda de los 8 hijos de José Navarro Maestre, jornalero, y Francisca Antonia Pérez Amorós. No tuvo una infancia fácil: no pudo ir a la escuela porque comenzó a trabajar a los 8 años para contribuir al sostenimiento de la familia. Trabajó como aprendiz en una sastrería; como criada interna en Carcaixent y, a su regreso, como interna en casa de Dª Teresa Albalat Golf, sobrina del Conde de San Carlos, quien le tenía gran estima. Permaneció allí hasta su boda con Antonio Pérez Albertos (1889-1972) en 1917.

Un saco de trigo, regalo de boda, marcó el inicio de su trayectoria. Emprender supuso para Ana descubrir nuevos horizontes económicos partiendo de un trabajo tan cotidiano como hacer pan. Lo que en principio surge como actividad en el marco de una economía informal para completar los ingresos que aportaba su esposo, llegó a convertirse en la fuente principal de ingresos familiar.

Comenzó vendiéndolo a las vecinas, los pedidos se incrementaron y, con las ganancias, proyectó y construyó con su esposo un horno moruno en su domicilio de la calle El Moto. La venta de la producción la amplió con un puesto en el Mercado de Abastos. Comprendió que para llegar a más clientes era necesario trasladar el horno a un lugar céntrico de la población, y arrendó el Horno de la calle del Horno a Dolores Aynat Mergelina a quien más tarde se lo compró. Su espíritu empresarial la llevó a cambiar la puerta del horno a la calle Virgen de Gracia y, junto a él, abrió una tienda de comestibles.

Ana es ejemplo de mujer emprendedora que, sin saber leer ni escribir, sin recibir una formación específica para ello, supo gestionar sus ganancias e invertirlas cual profesional contable. Compatibilizó las tareas del hogar, el cuidado de los hijos y el negocio de la panadería gracias a un horario laboral interminable. Lo consiguió con constancia, responsabilidad y dedicación al trabajo, acompañada por su esposo quien la secundó y siguió en todas las actividades que ella proyectó.

Ilustración: @franmtzco / Texto: @navarrovirtu / Fotografías: Fondo personal de Ana Pérez Navarro

 

Comparte esta noticia:

1 respuestas a “CAUDETECA | Mujer emprendedora: Ana Navarro Pérez (1891/1983)

  1. Muy interesante todo sobre la Sra. Ana (Anica para los vecinos). Simpáticas fotos, la primera con sus hijos, tres muchachas y dos muchachos. Antaño se conseguían, posando, fotos de mejor calidad que en la actualidad, que se tiran «a lo mandrón» con un móvil. Obsérvese que en la familiar todos están pendientes de la cámara, incluso la pizpireta Anita, la benjamina.

Deja una respuesta

casinos online españoles