Cinco claves a tener en cuenta si vas a comprar una vivienda

Interesante

El año pasado, el mercado de la vivienda creció considerablemente. El ahorro de la población española permitió que muchos pudieran permitirse dar el paso de ser propietarios en vez de vivir en alquiler. De cara a 2022, la situación resulta extraña. La inflación, las subidas de precios en productos y servicios y la situación global dibujan un panorama complicado para el ahorro. No obstante, muchas personas siguen adelante en su afán por comprar una vivienda.

¿Eres una de esas personas? En primer lugar, enhorabuena. En segundo lugar, ¿sabes todo lo que hay que saber para hacer una buena compra? No todo el mundo sabe a lo que se enfrenta realmente cuando quiere hacerse propietario de una nueva casa, piso, apartamento… En definitiva, de una vivienda. Pero aquí vamos a ofrecer todos los consejos clave que hacen falta para que el proceso sea sencillo y, sobre todo, para que esa casa que buscas sea realmente lo que necesitabas.

Consejos esenciales para la compra de una vivienda

¿Qué hay que valorar especialmente a la hora de comprar un piso, una casa, un chalet, un apartamento… Cualquier clase de vivienda? Vamos a ver los aspectos clave a continuación:

Analiza a la constructora responsable del proyecto

Cuando buscamos una vivienda de calidad, son muchas las empresas constructoras de Albacete que construyen con materiales y acabados de máxima calidad. Eso es justo lo que hay que buscar. Es muy importante informarse sobre las constructoras de la zona, los proyectos que tienen en marcha y los que han terminado. Principalmente, porque su trayectoria al final acaba dejando muy claro el tipo de vivienda que hacen y las calidades que brindan todas sus construcciones.

Puede ser muy interesante acudir a una constructora conocida y fiable que esté en mitad de un proyecto y busque compradores para sus pisos o casas. También cabe la posibilidad, simplemente, de acudir a una vivienda ya terminada simplemente para rematarla. El primer caso es atractivo porque te permite hacer modificaciones antes siquiera de la construcción, abaratando costes y personalizando al máximo. El segundo lo es porque las esperas son menores, y generalmente es más barato.

La ubicación es muy importante

Es muy importante ver dónde se va a ubicar tu vivienda. Hay una clara relación entre localización y precio que queda determinada de forma que las viviendas ubicadas en zonas céntricas siempre, o en la mayoría de ocasiones, acaban saliendo más caras que las que quedan en las zonas exteriores. Por otra parte, es el precio a pagar por tener más cerca servicios fundamentales como supermercados, farmacias, escuelas o centros médicos.

Irse a vivir a zonas periféricas suele ser más económico, salvo que sean casas más lujosas. El problema está en que, al final, es necesario contar con algún vehículo para poder hacer cosas tan cotidianas como la compra. Hay que sopesar mucho este aspecto para tomar una decisión, porque influye enormemente en la calidad de vida. Y es que, por otro lado, vivir en el centro siempre implica más ruido y menos tranquilidad.

¿Qué tipo de vivienda necesitas realmente?

¿Necesitas una casa? ¿Te basta un piso? ¿Quieres algo con varias plantas? Debes tener muy claro el tipo de inmueble en el que quieres vivir. Ten en cuenta aspectos como si vas a formar una familia o no, el tipo de trabajo que tienes o, simplemente, la vida que planeas. Es difícil hacer las cosas con una perspectiva a largo plazo, pero es necesario si realmente quieres que tu nueva casa encaje con tus necesidades.

Piénsalo con calma y detenimiento para valorar características como el número de habitaciones, de plantas si es casa, la posibilidad de contar con garaje para aparcar, el número de baños o incluso la amplitud de los espacios. Todo suma.

Vigila a los bancos

El proceso hipotecario no es sencillo. Hay que sumergirse en una serie de trámites que pueden poner a prueba la paciencia de cualquiera, pero es algo por lo que hay que pasar. Durante esta etapa, es fundamental vigilar los productos adicionales que los bancos tratan de vincular a las hipotecas, porque pueden suponer una suma extra considerable de dinero, también es vital controlar si la hipoteca es a tipo fijo o variable.

Esta última decisión es complicada. El interés de tipo variable depende del Euribor y, como se está viendo este año, todo puede cambiar de un momento a otro y hacer que este índice se dispare, lo que influye también en el importe a pagar mensualmente por el préstamo hipotecario. Sin embargo, si se contrata una a tipo fijo, se pierden las posibles ventajas de una bajada del Euribor. No es fácil tomar esta decisión.

No dudes en contar con ayuda externa

Si te pierdes durante alguna parte del proceso de compra, contacta con algún asesor inmobiliario o especialista que pueda ayudarte. Sus consejos pueden ser vitales, y no debes tener miedo alguno a contar con ellos, porque son profesionales volcados por completo con las personas que se enfrentan a la compra de una casa.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta

casinos online españoles