CLEOPATRA Y PUIGDEMONT

Leo hace sólo unos minutos en Periodista Digital la siguiente información:

“Mientras tanto, en el Parlament se están ultimando los detalles de protocolo y ambientación para la investidura y durante la mañana de este lunes varios camiones han terminado de descargar el material habitual para las investiduras (alfombras, sillas, material técnico…). Igualmente, varias radios y TV3 ya han instalado sus sets para seguir el pleno de investidura previsto para este martes.”

¿Han leído bien? Descargar… camiones… alfombras… TV3… Apuesto a que como colofón a la rocambolesca situación que Puigdemont ha propiciado, no ya desde su huida a Bélgica, sino desde que tomo el “procés” de la mano de Artur Más, mañana martes día 30 aparecerá en el pleno de investidura convocado bajo ningún control policial o judicial.

Cual Cleopatra ante Julio César, en el momento que estime más oportuno, aparecerá en la sala de plenos de Parlament envuelto en “la más asombrosa de las alfombras contemporáneas” para ocupar su escaño. De ahí, el que haya solicitado “amparo” a Torrent, presidente del Parlament, para que presente en el pleno éste le “deje hacer” unos minutos lo que supondría, para él, el grandioso epílogo de su aventura. Sabe que el “amparo” solicitado Torrent no lo puede hacer extensivo fuera de los muros del Parlament por lo que ya habrá procurado Puigdemont infiltrarse en el edificio sin que antes lo detenga la Guardia Civil.

¿Alguien sabe donde se encuentra, o al menos ha visto imágenes actuales de Puigdemont desde el pasado sábado? Si su propio abogado, que se entiende que lo tiene que defender por cauces legales, llega a declarar y reconoce que “no sabe de su paradero” es porque está intentando (o ya lo ha hecho) “colarse” en el Parlament de manera ilegal. Colaboradores no le van a faltar para ello.

A partir de ahí sus pasos estarán cantados y contados, pero el revuelo que supondrá nos llevará a comprobar si otros también los pueden tener contados y Torrent es capaz de que se celebre el pleno y la investidura de Puigdemont desobedeciendo el orden constitucional, los ya acusados por la justicia y en libertad bajo fianza participan así mismo en una votación que los puede devolver a la cárcel, si los “mossos” custodios del Parlament se atreverán a detener a Puigdemont una vez acabado el pleno, si en la calle habrá “presión” popular para facilitar alguna huida y por quien alimentada (recuerden la situación en la que se encuentran los “Jordis” líderes de la ANC y Omnium Cultural).

En fin, todo un vodevil, que como se represente como describo también hará que estén contados los pasos de algunos responsables políticos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Verán como si no en una alfombra, lo hace envuelto en algo peludo.

Gaspar Albertos.

Comparte esto:
Share

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


Deja un comentario

Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles

Scroll Up