Cómo salir de nosotros mismos | con NÓEL ODANEN y Lorena Pronsky

Noel Odanen

NUESTROS HÉROES con NóelOdanen

 

“Goza de la vida con la mujer que amas,
todos los días de tu vida,
y en el trabajo con que te afanas bajo el sol.
Todo lo que tu mano encuentra
posibilidad de hacer,
hazlo mientras puedes.”

El Rey Salomón, Eclasiastés 9, 9:10

►Hoy voy a dejar que hable una amiga mía, porque ni siquiera sé si alguien me va a leer hoy 16 de agosto inmerso como estás en tus vacaciones veraniegas. Ella trabaja hoy, y muchas otras personas también, igual que yo; así que este artículo va para todos ellos. ♥

 

“Todos necesitamos salir de nosotros mismos, al menos un rato cada día.
Cortar el cordón umbilical con nuestra herida supone eso mismo: cortar.
Y uno corta cuando cierra la boca y pone el oído. Cuando levanta el sonido de la música y se anima a bailar con los ojos cerrados y las manos abiertas. Cuando agarra un lápiz y pinta garabatos, mientras tararea la canción que le aparece y no se pregunta de dónde la sacó.
En el momento en el que termina siendo el juguete al que está jugando. Cuando deja de mirar el paisaje a través de una cámara de fotos y sin darse cuenta, se vuelve parte del Cielo que contempla. Cuando mira a quien tiene sentado enfrente y no al de la mesa de al lado.
Y también, uno corta, cuando mete las manos en la tierra y siente el barro y no las manos.
Y cuando da, en vez de quedarse en el sillón esperando lo que le debe aquél, de quién le faltó recibir. Cuando corre y se hace el viento que le pega en la cara, haciendo que, por un instante, ni siquiera intente recordarla. Y cuando canta, cuando se ríe, cuando corre a la par de los pelos de su perro y sonríe, cuando lo mira de costado. Uno corta cuando valora la flor no al mirarla, sino al olerla. Cuando se pierde en una mirada sin importar de quién venga. En el momento en el que se ofrece un hombro y no un pañuelo. Cuando viaja. Sueña. Cuando agradece. Cuando ama.

Irse. Perderse. Romper.
Salir de adentro del huevo podrido implica sanar. Y para eso hay que sacar la nariz de nuestro dolor un poco.
Dejar de lamernos las heridas y confiar en que hagan su proceso a su tiempo y a su modo.
Olvidarnos de todo lo mal que nos salió lo que hicimos y también, de lo que no hicimos y pudimos haber hecho. Ignorar las opiniones de los demás. Abandonar los vicios. De planear estrategias para que el mundo se acomode a nuestros deseos en lugar de agradecer simplemente estar soñando.
Uno debería obligarse a olvidarse de quién es, al menos cada tanto.
Al menos por un rato.
Porque a veces, un rato alcanza para cambiar un momento.
Y a veces, cambiar UN momento, es todo lo que se tiene a mano.”

Lorena Pronsky, escritora argentina

Feliz viernes intuitivo ☺.

 

► Nóel Odanen – Autora y filántropa arrimando el hombro para desatar la mayor riqueza del mundo: el potencial humano. ¡Desata tu #Pasión e inspirarás a alguien!

👉 Suscríbete al Blog de los viernes de Nóel Odanen sobre superación personal, prioridades, respeto y amor: NoelOdanen.com

 

 

 

📷 Pepe Tecles, AGFOVIC

 

✍️ + artículos de NóelOdanen

 

Comparte esta noticia:

- | | |

Deja un comentario