C´s: LA HORA DE LA VERDAD

Blogs Gaspar Albertos

Varios han sido los episodios en los que el partido político CIUDADANOS ha hecho que me refiriera al mismo a través de artículos de opinión con el título “Cuidadín, Cuidadín”. Llegados a este momento, ya no vale añadir un nuevo artículo con el citado título añadiendo más capítulos.

Ha llegado la hora de la verdad.

Con motivo de las necesarias negociaciones que den lugar a pactos de gobernabilidad el partido político de Albert Rivera tiene ante sí un espinoso dilema principalmente originado por los cordones sanitarios que en política se ha autoimpuesto a su derecha e izquierda, siendo el veto a Vox el más significativo y el veto al PSOE de Pedro Sánchez el más llamativo, aunque éste último rechazo ya se va desmoronando, bien por tentaciones propias para tocar poder en algunas comunidades autónomas o ciudades, bien por los cantos de sirena que le lanzan desde el PSOE para que el centro-derecha en España no logre configurarse como contrapeso territorial al gobierno central. Pero que tanto Ávalos como Rivera recuerden los cánticos que en Ferraz se oían en la noche electoral del 28 de abril: “Con Rivera no, con Rivera no”.

En primer lugar, Ciudadanos ha de tener en cuenta que, aunque ha crecido significativamente en representación popular, no ha logrado sobrepasar al PP más débil de su historia ni en las elecciones generales del pasado mes de abril ni en ninguna de las otras tres elecciones celebradas el reciente 26 de mayo, lo que no otorga una carta de presentación como la que esperaban encuadernar.

Se mantiene firme en cuanto a su decisión de no sentarse, ni siquiera a hablar, con Vox, tratándoles más o menos como apestados. No quiere aparecer en la foto con Vox pero no vence la tentación de estar en la Plaza de Colón. Se siente vigilado desde Europa por entablar acuerdos con Vox y en Barcelona tiene un representante que está por facilitar la alcaldía de Ada Colau (comunista-independentista). El no al PSOE de Pedro Sánchez ahora puede ser sí para arrebatar al PP Castilla-León, Murcia y que el partido socialista conserve Aragón. En Madrid capital y comunidad autónoma no quieren ni oír hablar de que pueda gobernar la izquierda pero ignoran a Vox. Demasiadas contradicciones que como le lleven a un cambio de cromos le pueden conducir al ostracismo. Que tomen nota de lo que le ha ocurrido a Podemos desde que no logró darle el “sorpasso” al PSOE.

¿No se da cuenta Ciudadanos de donde viene y hasta dónde puede llegar?

Les voy a poner varios ejemplos de lo que se puede encontrar con pactos de gobierno a su izquierda.

En La Rioja, donde la mayoría absoluta es de 17 escaños, el PSOE fue la lista más votada con 15 diputados y van a gobernar con el apoyo de los 2 escaños de Podemos. Que pruebe Ciudadanos a proponerle al PSOE gobernar con el apoyo de sus 4 diputados y se olvide de Podemos a ver qué respuesta recibe. Otro tanto podría decirse de Asturias.

En Navarra, si deja el PSOE gobernar a la coalición ganadora dentro de la cual está Ciudadanos, será a cambio de llegar a pactos regionales a favor del PSOE citados más arriba, y si no, dejará gobernar a los nacionalistas, proetarras de Bildu y podemitas navarros a cambio de los votos del PNV necesarios para la investidura de Pedro Sánchez.

¿No se dan cuenta de que en estos días, en todos los mentideros políticos de la izquierda “ven bien” que Vox se mantenga firme en su postura de quererse sentar en una mesa que decida las políticas del centro-derecha español para que así no prosperen acuerdos Vox-PP-Ciudadanos? Es decir, a la izquierda española le parece bien que Vox exija su cuota de participación y a Ciudadanos no. ¿No le huele mal?

¿No sé dan cuenta de que dejándose llevar como una marioneta en manos de todos los demás es lo que le ha otorgado el nombre de “partido veleta”?

En unas cuantas semanas sabemos a lo que nos va a llevar todo esto pero como Ciudadanos por su rechazo a Vox evite que gobierne el centro-derecha allí donde sume, mal futuro le pronostico. Y si va a pactar con el PSOE cambiando cromos ¿adónde va a quedar su papel de oposición en el congreso de los diputados?

Gaspar Albertos.

Comparte esta noticia:

Deja un comentario