De Miñaur lo deja todo en la cancha ante Rafa Nadal

Deportes

La emoción de un buen juego es algo que no muy a menudo se experimenta. Y el no saber qué pasará después, el gran papel del azar, va tanto para los juegos en PlayAmo Australia, como en un torneo de primer nivel de tenis, la Copa ATP, y en esta oportunidad, el azar a más de uno lo tuvo al borde de la silla, también, el extraordinario nivel tanto de Alex de Miñaur como de Rafa Nadal. Veamos los aspectos más importantes de la contienda entre gigantes.

Un comienzo poco esperanzador para Nadal

Luego de jornadas agotadoras y de dormir a las 5 de la mañana el día del encuentro, Nadal no las tenía consigo a la hora de enfrentar a un de Miñaur prácticamente al tope de sus capacidades.

Además de ello, jugar en casa aupó los ánimos del australiano De Miñaur en Sídney, con lo cual pudo ofrecer un nivel de juego de impecable categoría, sin levantar demasiado vuelo de Nadal, y hasta cierto punto, de Miñaur recordaba a un Rafa Nadal más joven, aunque con ciertas particularidades de su estilo.

La etapa decisiva

A medida que se acercaba el duodécimo juego, y la posibilidad del tie break, la propia fuerza de Nadal comenzó a jugarle en contra, a pesar de que ya entraba en calor, y no iba a tolerar que de Miñaur hilvanara más fuertemente su estrategia para obtener la victoria.

Hay que decirlo, la propia fuerza no encauzada y la presión comenzaron a mostrar a un Nadal cada vez más cercado por el juego desplegado por De Miñaur, y un Francis Roig casi predictivo, daba la clave para socavar la estrategia de un Nadal con la cabeza atribulada: la paciencia hará que no aguante. ¿Acaso así se terminaría de mellar el juego del extraordinario tenista de Manacor?

¿Más pudo la experiencia?

Solo los más aguantan la presión y consiguen la victoria. Cuando de Miñaur ya parecía que las tenía todas para irse al tie break y sentenciar el encuentro, Nadal conjugó en su juego una extraordinaria sinergia entre estrategia y energía (que era poca), como solo los mejores tenistas del mundo pueden hacerlo, y poco pudo hacer de Miñaur para ganar el encuentro, aunque este partido será memorable en el ascenso extraordinario de su carrera.

Vale destacar que de Miñaur deja el mayor esfuerzo en la cancha estando al límite de sus capacidades, y seguro cosechará victorias en el futuro para Australia.

Nadal, junto a su compañero de equipo Bautista, habiendo derrotado a  Djokovic, allana el camino para una posible y muy merecida victoria del equipo español en la copa ATP del año en curso.

Comparte esta noticia:

Deja un comentario