Denuncian daños en pinos del paraje de La Toconera

Sucesos

Desde la página de Facebook “Caudete Ecológica” se han denunciado los daños sufridos por varios pinos en el paraje de “La Toconera”, concretamente en las salidas de emergencia situadas cerca de la segunda fuente.

Los daños podrían haberse llevado a cabo durante las labores de limpieza de las salidas de emergencia, pero, de ser así, es evidente la falta de cuidado y la escasa preparación de los responsables de dichas tareas, ya que hay un buen número de pinos dañados o directamente arrancados.

La tareas de adecuación y mantenimiento de las salidas de emergencia en zonas naturales deben realizarse cuidando el entorno, y en ningún caso alterar o dañar innecesariamente la vegetación o las zonas por las que transitan.

Fotos: Caudete Ecológica

pinos_d3

pinos_d2

 

Comparte esta noticia:

- | |

2 respuestas a “Denuncian daños en pinos del paraje de La Toconera

  1. Caudete viene de la palabra CAUCE por la cantidad de cauces mantiales y balsas que hemos tenido.Gracias a los cultivos intensivos, a la aniquilación de la Biodiversidad, Caudete no hace honor a su nombre y menos cuando se divulgan a bombo y platillo empresas agrícolas que se instalan en nuestro pueblo para terminar de acabar con su nombre. Pero si a esto añadimos el poco respeto que tiene la corporación actual a su entorno , apaga y vamonos. DEP Caudete

  2. Un hecho lamentable por muchas razones. La primera y principal porque supone un atentado al patrimonio natural de Caudete. También al patrimonio sentimental.
    Los bosques, entre otras muchas virtudes, sirven para frenar los procesos de erosión del suelo. En zonas como la nuestra, la escasez vegetación unida a los episodios de lluvias torrenciales que se suelen producir al final del verano, en otoño y primavera, facilitan la erosión de los suelos. La erosión supone la pérdida de la capa fértil y la erosión extrema lleva a la desertificación. Tras el desierto ya no viene nada.
    Los árboles, los bosques, evitan que el agua de la lluvia golpee de manera inclemente el suelo, de esa manera lo protegen de la erosión. Además, los árboles y la vegetación en general, retienen el agua de la lluvia evitando las violentas arroyadas que además de agudizar la erosión limitan la infiltración del agua a los acuíferos. Nuestra única fuente de agua.
    Caudete se encuentra en una región en grave riesgo de desertificación. Hechos como éste suponen una pequeña contribución al avance del desierto. Eso desde el punto de vista estrictamente medioambiental.
    Pero por si eso fuera poco, más alarmantes resultan las explicaciones del hecho. Según indicó ayer el Alcalde en un Pleno Municipal, estos daños los produjeron los vehículos de la Mancomunidad que hace poco anduvieron por La Toconera arreglando caminos. José Miguel Mollá, lejos de preocuparse por la situación, con su habitual sentido del humor, no solo justificó los desperfectos, poco menos que los tachó de inevitables. Por supuesto se permitió además el lujo de vacilar al concejal Ismael Tecles haciendo bromitas sobre los arbolitos, la distancia entre Alatoz y Caudete y las dimensiones de los vehículos arboricidas. La sensación que quedó es que a José Miguel Mollá y entiendo que al resto de sus concejales, La Toconera, los arbolitos y la desertificación les importa más bien poco.
    Este lamentable hecho coincide con la noticia de que el Ayuntamiento no se personó en el juicio celebrado el pasado febrero por el incidente de los árboles del Camino de La Virgen. Se juzgaba a un ciudadano, de nacionalidad española, que hace unos años arremetió intencionadamente con una pala contra dos o tres árboles en la citada avenida. No solo los destrozó sino que además puso en riesgo la seguridad ciudadana al maniobrar alocadamente con su vehículo de gran tamaño en una zona semipeatonal por la que es habitual el tránsito de vecinos de todas las edades, muchos niños. A la pregunta realizada por el concejal Pedro Ortuño sobre por qué no se personó el Ayuntamiento en una causa en la que debía velar por nuestro patrimonio y nuestra seguridad, la respuesta de José Miguel Mollá fue: “¿Por qué no fuiste tú?”. Aún desconociendo los entresijos burocráticos del Ayuntamiento, me voy a atrever a lanzar una respuesta: porque no lo citaron. La citación llegó al Ayuntamiento, posiblemente antes de que Pedro Ortuño fuera agraciado en el sorteo de concejalías. La citación supongo que iría dirigida al denunciante y si éste era, como cabe pensar, el Ayuntamiento, su representante legal es el Alcalde o aquel en quien éste delegue.
    Me juego un almuerzo en El Chato a que la citación le llegó a Mollá y éste simplemente pasó de acudir al juicio a defender los intereses de Caudete. ¿Por qué? No lo sé. Lo mismo María del Mar tiene la respuesta y ahora cuando le cojan el teléfono en Toledo para lo de la ambulancia, nos lo aclara. O lo mismo va a ser, como diría el concejal Paco Medina, “por la inestabilidad política”. En fin, tanto monta ocho que ochenta.

Deja una respuesta