Detienen entre Yecla y Caudete un camión de 40 toneladas tras una persecución espectacular de 70 Kms.

Un camionero fue detenido el pasado fin de semana después de protagonizar una persecución propia de una película de Hollywood. Fueron más de 70 kilómetros de alocada y peligrosa huida, sin hacer caso alguno a las advertencias de las dotaciones de varios cuerpos de seguridad que le intentaban parar en su carrera hacia ninguna parte. La escena se desarrolló a lo largo de la madrugada del sábado.

Un camión se saltó un control policial en la localidad de Archena y la Guardia Civil inició una persecución que registró varias intentonas de parar al conductor de una forma pacífica. Sin embargo, el camionero hizo caso omiso a las advertencias que los agentes le hacían para que detuviera el vehículo.

No se sabe muy bien la razón, aunque tal vez ocurriera que no tenía ninguna, pero el perseguido se dirigió por la autovía A-33 en dirección hacia el Altiplano, donde la Guardia Civil pidió la colaboración de sus compañeros del cuartel de Jumilla, así como a las patrullas de la Policía Local que estaban de servicio a esas horas y que trataron también de parar a un camión al que ya nada ni nadie parecía capaz de detener.

Tras varios intentos infructuosos, de nuevo la Benemérita volvió a pedir refuerzos, esta vez de la Policía Local de Yecla, cuyos agentes esperaron la entrada en el término municipal del convoy, que iba ya formado por el camión y hasta diez dotaciones, unas delante y otras detrás, que iluminaban la noche con las luces de emergencia. El principal objetivo era tratar de evitar un accidente, en el que cualquier otra persona pudiera sufrir lesiones, ya que el tráiler no paraba de dar bandazos.

Casi una hora después de comenzar la persecución, sobre las 0.30 horas de la madrugada, y con más de 70 kilómetros recorridos, los agentes tomaron la decisión de parar al camión de una forma contundente.

Una patrulla de la Guardia Civil se adelantó al convoy, detuvo el tráfico a la altura de los denominados Altos de Caudete, en las proximidades ya de la provincia de Albacete, y en colaboración con la Policía Nacional de Yecla extendió sobre la calzada de la N-344 una cadena llena de pinchos.

El conductor solo se enteró de la celada cuando ya era imposible sortear la barrera. Dio un volantazo, pero varias ruedas del camión reventaron y le impidieron continuar con la escapada durante largo rato, por más que siguió intentando huir con los neumáticos destrozados.

No terminaron ahí, sin embargo, los momentos de tensión. Según fuentes policiales, el conductor se resistió a bajar del vehículo y los agentes tuvieron que romper la ventanilla sacarlo por la fuerza.

La aventura se saldó con el conductor detenido -un español de 40 años, vecino de Murcia- que tendrá que responder ante la justicia de los presuntos delitos de conducción temeraria con consciente desprecio por la vida de los demás y conducción bajo la influencia de las drogas, ya que dio positivo a la cocaína y mostraba signos evidentes de ir bajo los efectos de los estupefacientes, así como otro supuesto delito de resistencia y desobediencia a la autoridad. Tres agentes -dos policías locales de Jumilla y Yecla y un agente de la Guardia Civil- sufrieron lesiones leves.

El vehículo articulado, que transportaba diverso material de droguería desde el Polígono Industrial de Lorquí hasta Marruecos, fue retirado por un servicio de grúa de gran tonelaje de Caudete, quedando igualmente a disposición de la autoridad judicial.

En este servicio han intervenido una patrulla de motoristas y un equipo de atestados del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, tres patrullas de la Guardia Civil de los Puestos de Archena, Abarán y Jumilla, cuatro patrullas de Policía Local de Archena (1), Jumilla (2) y Yecla (1), y dos dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía de Yecla.

Fuente: La Verdad


Comparte esto:
Share
Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


Deja un comentario

Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles

Miguel Llorens creó Caudete Digital en el año 2000. Informático y apasionado de las redes sociales, desde la fundación de este diario local ha mantenido su vocación de informar y su espíritu de servicio público.