Diez policías locales interponen una denuncia contra el alcalde de Caudete

Ayuntamiento
Diez policías locales interponen una denuncia contra el alcalde de Caudete

Comunicado de los policías locales denunciantes

«Diez agentes de un total de trece integrantes de la Policía Local de Caudete, por medio de la presente, quieren poner en conocimiento de la población que se ha interpuesto una denuncia ante el Ministerio Fiscal, a través de la Fiscalía Territorial en Albacete, contra el Alcalde de Caudete, D. José Miguel Mollá Nieto, por si pudieran existir en sus actuaciones ilícito penal por prevaricación, acoso laboral, vejaciones públicas, expedientes disciplinarios totalmente injustos y arbitrarios, y adeudos de retribuciones a sabiendas, entre otros, y pudiera tener por ello alguna responsabilidad penal, civil u administrativa.

Entendemos que el Alcalde ha utilizado su posición de ordeno y mando de forma unilateral e impositiva, fuera de los cauces legales establecidos, y utiliza los medios de comunicación manipulando la información y/o faltando a la verdad y así humillar, desprestigiar, menospreciar e intentar poner en contra de la Policía Local la opinión de los ciudadanos de Caudete. Todo ello motivado por no aceptar el 80% de la plantilla de la Policía las pretensiones impositivas del Alcalde, y solicitar el cumplimiento de los derechos reflejados en convenio, y un trato justo y normal y que en ningún caso son incompatibles con las obligaciones de los agentes y del normal funcionamiento del Servicio.

El alcalde ha negado a los agentes el poder registrar documentos en el Ayuntamiento, derecho básico y constitucional de cualquier ciudadano y medio por el cual reclamar y acceder a la administración por escrito.

A la mayoría de los componentes del colectivo de la policía se les ha incoado expedientes disciplinarios, alguno de ellos hasta cuatro, injustos y arbitrariamente, basándose en órdenes totalmente ineficaces, sin sentido común ni lógica alguna, y sin que supongan mejora alguna en el servicio, todo ello con el único fin de perseguir y acosar a los agentes policiales. En cambio, algún otro ha tenido trato de favor, ya que no ha sido expedientado por los mismos motivos e incluso por otros mucho más graves y de los cuales tienen conocimiento Jefatura y Alcaldía, cometiendo a nuestro juicio grave discriminación, arbitrariedad e incluso podría llegar a la prevaricación.

Que se han mantenido reuniones con el Alcalde, asesores del mismo, representación de los trabajadores y otros asesores de estos últimos, imponiendo siempre el criterio el Alcalde, muchas de esas veces a gritos y faltas de respeto por parte del Sr. Alcalde, no dejando opciones de negociación con su actitud impositiva, hostil y radical, suprimiendo de un plumazo de forma caprichosa los derechos reflejados en Acuerdo Marco y nunca respetando ni teniendo en cuenta las propuestas de los agentes, anteponiendo el artículo que el Alcalde se refiere con ironía como “El Artículo 33”.

Que al colectivo de la policía se les deben retribuciones económicas y días de descanso desde hace más de un año, que la nómina de Navidad del año pasado la secuestró por el “artículo 33”, retrasando su pago mucho más tarde que a los demás trabajadores del Ayuntamiento, y amenazando de que si por él fuera no nos pagaría nunca, creando una serie de perjuicios económicos a los agentes y sus familias, precisamente en el periodo navideño.

Que nos hemos visto obligados a denunciar los graves acontecimientos porque es nuestra obligación, y así intentar proteger también a los ciudadanos del trato atroz y forma déspota de utilizar un cargo público, y al mismo tiempo dar trasparencia de algunas cosas que suceden en un plano que no percibe el ciudadano y que son muy graves, y que no se deben consentir en un estado democrático de derecho.

Que únicamente queremos que nos dejen desempeñar nuestro trabajo con dignidad y se respeten los derechos de los trabajadores entre todos acordado, y defendernos de tanto insulto, vejaciones y mentiras que desde Alcaldía se están profiriendo. Aclarar que no existe por parte de los agentes solicitud o exigencia alguna de mejoras retributivas ni laborales más allá de las existentes en el Acuerdo Marco vigente.

Consensuar algo con este Alcalde es “misión imposible”, tal y como han corroborado algunos de los miembros de su propio equipo de gobierno, que no han podido soportar la situación y se han tenido que marchar del mismo.

En ningún momento duden los vecinos de que la Policía ha querido dejar desprotegido al ciudadano, sino todo lo contrario, se han realizado servicios en condiciones pésimas con un sobreesfuerzo de los agentes en muchas ocasiones, pero todo tiene límites, y finalmente el insoportable clima laboral y de tensión contínua y el acoso, está afectando gravemente las salud psicofísica de los trabajadores del colectivo e incluso a sus familias, todo ello corroborado y justificado por las autoridades médicas. Queden tranquilos, pues ninguno de los agentes tiene el virus del “Ébola”, como apuntó públicamente el Sr. Alcalde, con una intolerable frivolidad y falta de respeto.

Estamos a su disposición para proteger su seguridad y sus derechos fundamentales, no lo duden, y lo hacemos en muchas ocasiones a pesar de las dificultades e impedimentos que nos pone el propio Alcalde, pero es urgente y necesario que alguien ponga el más común de los sentidos, algo de “sentido común” a disposición de los trabajadores municipales y, por tanto, de los propios ciudadanos.

Lamentamos haber llegado a esta situación, pero les aseguramos que después de años de sufrir este trato déspota del Sr. Alcalde, actualmente no vemos otra salida, ni la solución está en nuestras manos. Desde nuestra parte, agradecerles de antemano su apoyo y comprensión, y les solicitamos sinceras disculpas si en algún momento se han podido ver afectados por este conflicto laboral que todos los caudetanos estamos viviendo en nuestras carnes.»

Comunicado del Sindicato Profesional de Policías Locales de Castilla-La Mancha

«El Sindicato Profesional de Policías Locales de Castilla-La Mancha, por medio de la presente, informa que los Servicios Jurídicos del SPL C-LM han interpuesto un RECURSO DE APELACIÓN ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, contra la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso/Administrativo nº 1 Albacete, que desestimó en primera instancia las pretensiones de nulidad del proceso que fijó el Calendario Laboral de la Policía Local de Caudete para 2014 y, por lo tanto, la referida sentencia NO ES FIRME, y para dirimir finalmente la resolución judicial del conflicto habrá que esperar hasta que el TSJ CLM se pronuncie.

Desde el SPL C-LM se tiene el convencimiento de que existen fundamentos legales y  jurídicos evidentes para que el TSJ CLM estime las solicitudes del representante de los trabajadores, Delegado del SPL C-LM, que se basan principalmente en la mala fe negociadora por parte del Ayuntamiento, en este caso, por parte del Alcalde de Caudete, que en ningún momento tuvo intención alguna de negociar y que solo intentó aparentar la misma e imponer finalmente su propuesta, teniendo en cuenta que la misma no se ajusta a lo acordado en el Acuerdo Marco vigente. Entendemos que la Juez en primera instancia hace una valoración errónea de la prueba, donde incluso pone en duda la legitimación del representante sindical, a pesar de que el propio Ayuntamiento no ha puesto impedimento alguno en reconocer hasta el momento la legitimidad de nuestro delegado, para hacerlo ahora fuera de los cauces legales.

Por parte del Alcalde, se impuso de forma unilateral el Cuadrante Laboral, vulnerando su propio Acuerdo, dejando en el calendario a un solo agente de servicio, que además supone un serio peligro no sólo para la población, sino para el propio agente. Modificó de forma unilateral los servicios para imponer trabajar festivos y fines de semana en lugar de días no festivos, todo ello sin contar con los trabajadores y sin compensación alguna.

Esta es una “tropelía” más del Alcalde, que los agentes, y en definitiva, los propios ciudadanos de Caudete, sufren en primera persona, haciendo el clima laboral insostenible, todo ello sumado a la presión y persecución laboral hacia algunos agentes, abriendo expedientes sin "ton ni son", de forma injusta y arbitraria, además de las lamentables declaraciones públicas del Alcalde, con el fin de humillar a los agentes y, por tanto, a la imagen del Cuerpo de Policía Local.

Desde los Servicios Jurídicos del SPL C-LM se están estudiando todas estas acciones, y se llevarán a cabo las acciones legales oportunas, tanto para la nulidad del Calendario Laboral, así como por la responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento respecto de las perjuicios creados injustamente a los trabajadores, todo ello independientemente de las responsabilidades administrativas y/o penales que se pudieran derivar de los responsables de cualquier acción u omisión contraria a derecho.»
 

 

 

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta