El delegado del Gobierno solicita la colaboración ciudadana para esclarecer el hallazgo, el pasado día 28 de noviembre, del cadáver de un camionero en Caudete

Sucesos
El delegado del Gobierno solicita la colaboración ciudadana para esclarecer el hallazgo, el pasado día 28 de noviembre, del cadáver de un camionero en Caudete

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, ha solicitado la colaboración ciudadana para esclarecer el hallazgo, el pasado día 28 de noviembre, del cadáver del camionero en Caudete con signos de violencia.

Labrador, en declaraciones a los medios, ha aclarado que el cuerpo fue encontrado a las 17.00 horas en la nacional 344 en el kilómetro 111,9, y que esta persona conducía «un camión con cabeza tractora de color amarillo y remolque blanco».

El delegado del Gobierno ha pedido que «cualquier persona que pudiera haber pasado en este horario por ese punto y crea que pueda aportar alguna información llame a la Guardia Civil en el teléfono 062 para ponerlo en comunicación».

Labrador ha explicado que no podía facilitar más información sobre este suceso porque «la investigación está bajo secreto de sumario» y ha añadido que la misma está siendo llevada a cabo por el Juzgado de Almansa, en Albacete.

Por su parte, la familia del transportista de Gandia que murió asesinado este fin de semana en Caudete reclama que no se escatimen esfuerzos en investigar y que se haga justicia. Francisco Javier Marcos, autónomo de 40 años, se disponía a trasladar naranjas a esta localidad. Todo apunta a que unos individuos le obligaron a abandonar el camión.

El chófer tenía varias heridas de arma blanca. Esto es lo que la Guardia Civil ha comunicado a los familiares, y así lo manifestó ayer Rosa María Marcos, hermana del fallecido, quien relató que Javi salió el viernes a las 14 horas en dirección a Corbera. En esta población dejó su vehículo y cogió el camión con destino a Caudete. «A las 20.30 horas me llamó mi hermana para decirme que había muerto». Rosa y su hermana viajaron hasta Caudete de inmediato.

«La Guardia Civil nos dijo que había habido indicios de violencia, y que el caso estaba bajo secreto de sumario». La familia de Javi está muy apenada. Deja dos hijos pequeños. Residía en Benipeixcar y era «muy trabajador y una bellísima persona». En 1989 llegó a quedar campeón de la Comunitat en ciclo cross. El Juzgado número 2 de Almansa investiga el homicidio.

 

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta