El Equipo de Gobierno de Caudete obtiene los sueldos pero pierde la mayoría absoluta tras el anuncio de dimisión del concejal de Ciudadanos

Ayuntamiento

Redacción – Caudete Digital /


Tenso Pleno el celebrado anoche en Caudete, una sesión en la que se presentaban para su aprobación los sueldos del Equipo de Gobierno y las indemnizaciones por asistencias a plenos y comisiones, temas que ocuparon la mayor parte de las tres horas que duró. La ampliación de la plantilla de la Policía Local en una nueva plaza, y la amortización de un préstamo que vencía el año 2020, fueron los otros dos puntos del Orden del Día.

Cabe señalar que antes de la ocho de la tarde ya se habían congregado unas 50 personas frente a la Casa de Cultura, lugar donde se ubica el Salón de Plenos, para protestar por las liberaciones y medio liberaciones que se iban a aprobar en el transcurso del Pleno.

Respecto a las indemnizaciones por comisiones y plenos, la oposición criticó duramente tanto a los concejales del PP como al portavoz de Ciudadanos por su propuesta. La misma contempla dejar las asistencias a plenos en 50 euros, y a las comisiones en 20 euros, lo que María José Serrano, de Coalición de Centro Democrático, calificó como «castigo» tras el recurso presentado por el PSOE, y respaldado finalmente también por los populares, que dejaba sin efecto las indemnizaciones que habían propuesto PP y C’s.

José Vicente Alagarda, de Ciudadanos, dijo en su turno que en la Comisión donde se trató el tema no hubo negociación porque la oposición no quiso, mientras desde Unidas Podemos le replicaban que en las comisiones decía una cosa y en el Pleno otra. Pedro Ortuño, de UP, también atacaba al Grupo de Gobierno afirmando que «habían estado cobrando sueldos encubiertos a través de las indemnizaciones», y que habían «bajado a lo bestia las asistencias, y subido a tope los sueldos».

Julen Sánchez, del PSOE, dijo que, en su opinión, al PP lo que le molestaba era «la impugnación de su propuesta de indemnizaciones», algo que, además, «era ilegal».

Felipe Bañón defendió la propuesta del Grupo de Gobierno, y señaló que eran los mismos límites que tenían los socialistas cuando gobernaban. También señaló que no podían cobrar lo mismo quienes sólo van a las comisiones que los que gobiernan. Insistió en que en la Comisión, que es el lugar donde se debe negociar, nadie reivindicó nada.

En la votación del punto de las indemnizaciones, PP y C’s votaron a favor, PSOE se abstuvo, y UP y CCD votaron en contra, por lo que se aprobó.

La propuesta para aumentar en una plaza más la plantilla de la Policía Local también se aprobó, aunque con el voto en contra de los concejales de Unidas Podemos, a quienes les parece una propuesta insuficiente, cuando los ratios indican que en Caudete tendría que haber entre 15 y 20 policías locales. Los grupos de la oposición también criticaron el que haya turnos en los que no hay ningún policía de servicio.

La amortización del crédito con vencimiento en 2020 se aprobó por unanimidad. El concejal de Hacienda, Felipe Bañón, defendió como algo muy positivo el remanente de Tesorería, algo que también admitieron algunos grupos de la oposición, pero con matices. Santiago Aguilar manifestó que, aunque iban a dar su voto a la propuesta, no dejaba de ser «un truco», y que no se garantiza la disponibilidad del dinero. El PSOE calificó la gestión como de «electoralista», aunque también votaron a favor.

El punto más largo y tenso fue la propuesta de liberaciones y medio liberaciones del Grupo de Gobierno y Ciudadanos. Felipe Bañón informó sobre la propuesta y los importes a percibir por cada concejal, dando paso a las intervenciones del resto de grupos. CCD afirmó que el actual iba a ser el gobierno más caro de la historia de Caudete. Los consideró unos sueldos desproporcionados, teniendo en cuenta la situación económica de Caudete, y preguntó de dónde recortarían o qué servicios suprimirían para poderlos pagar. Subrayó que el coste sería «de un millón de euros en todo el mandato».

José Vicente Alagarda, de C’s, argumentó que los sueldos estaban basados en lo que cobraban los trabajadores del Ayuntamiento. También indicó que había 23 trabajadores que cobraban más de 34.000 euros. Santiago Aguilar, de Unidas Podemos, dijo que eran unos sueldos desorbitados, y que iban a ganar más «que el dinero real que gestionan». Respecto a la época de gobierno socialista, señaló que, por lo menos, en aquella época los caudetanos tenían la percepción de un mayor desarrollo económico. «Pero el Pleno», dijo, «debe evitar errores anteriores y gestionar el presente. Esta votación es histórica, y quedará en la memoria colectiva de los ciudadanos». También hizo mención al informe del Interventor municipal, que pone en duda la estabilidad presupuestaria de aplicarse la propuesta.

María José Serrano, de CCD, propuso que los sueldos estuvieran basados en los proyectos de cada concejalía. También recordó el informe de Intervención, contrario a la subida de sueldos.

Antonio Sánchez, del PSOE, lamentó que no hubiese presupuesto para aumentar las plazas de policía, y sí para los sueldos. «No podemos permanecer callados», afirmó. También puso ejemplos de sueldos de otras poblaciones, como Hellín, en las que hay menos liberaciones, pese a tener mayor número de habitantes. «Mientras sube el paro en Caudete, se han rechazado 300.000 euros para empleo de la Junta», subrayó.

A esta última afirmación replicó Felipe Bañón, del PP, quien informó de que la Junta había rectificado esa oferta de empleo. Respecto a los sueldos, recordó que el PP nunca había podido negociar este tema, y que José Miguel Mollá, por ejemplo, pese a ser alcalde, no estuvo liberado. Esto fue el origen del «famoso sorteo de las concejalías», dijo. Indicó que la supuesta reducción de servicios era «una trampa de la oposición», y que tenían otras fuentes de ingresos extra, como las devoluciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Dijo que Caudete tenía muchos servicios y actividades, y que el trabajo de los concejales era muy intenso, tal y como ocurría cuando gobernaba el PSOE, con unos sueldos parecidos a los propuestos, «cosa que no critico», señaló.

José Vicente Alagarda, tras preguntar cual sería el sueldo justo, afirmó que no se sentía cómodo, y que no había llegado a la política para que le silbasen a la entrada a un Pleno, momento que aprovechó para anunciar que iba a renunciar a su acta de concejal, ante la sorpresa general.

A partir de ahí, hubo unos momentos de tensión, sobre todo cuando Felipe Bañón preguntó si alguno de los concejales de la oposición tenía algo que ver con el mensaje de Whatsapp que pedía a los caudetanos concentrarse a las puertas del Salón de Plenos.

Tras la votación, finalmente la propuesta fue aprobada con los votos afirmativos de PP y Ciudadanos, y el voto en contra de PSOE, Unidas Podemos y Coalición de Centro Democrático, algo que tendrá un corto recorrido, ya que en el próximo Presupuesto se tendrá que debatir de nuevo el tema de las liberaciones, según indicó Bañón.

Lo que sí ha perdido el PP es la mayoría absoluta, ya que tendrá que volver a negociar con quien sustituya a José Vicente Alagarda su apoyo. En principio, sería Josefa Albertos Martínez, número 2 en la candidatura de Ciudadanos de las pasadas elecciones locales.

 

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta

casinos online españoles