Entrevista a Santiago Aguilar, Portavoz de Ganemos Caudete

Política

Ganemos Caudete es un partido joven, de reciente constitución, que, sin embargo, en las primeras elecciones locales en las que ha participado ha conseguido una notable representación en el Ayuntamiento. Santiago Aguilar es su portavoz, y como otros representantes de los grupos municipales, hoy nos da su opinión respecto a diversos temas locales.

¿A qué cree usted que se ha debido este fuerte respaldo por parte de muchos caudetanos hacia Ganemos en las pasadas elecciones municipales?

Es evidente el desengaño mostrado por gran parte de la ciudadanía, no sólo en Caudete, hacia los partidos hasta ahora mayoritarios en la vida política española. Eso puede explicar el abandono de parte del electorado de esas opciones. Otra cosa es conseguir el apoyo y la confianza de tus vecinos, creo que eso lo hemos ganado porque hemos conseguido presentarnos como lo que somos, una asociación de ciudadanos y ciudadanas de Caudete, de diversas tendencias políticas y con valores, sensibilidades y creencias diversas, unidos en torno a un proyecto común de regeneración política. Pero personas “normales y corrientes” al fin y al cabo, por encima de acusaciones de radicalidad y extremismo, que únicamente se hacen para intentar infundir temor.

Ganemos utiliza el sistema asambleario a la hora de tomar muchas de sus decisiones. Al menos, las más importantes. ¿Cree usted que es un sistema práctico para gobernar un ayuntamiento?

La toma de decisiones en asamblea la utilizamos y la reivindicamos como base de un sistema justo e igualitario en el funcionamiento de cualquier colectivo humano. Es la máxima expresión de la participación directa, pero no la única, ni la más práctica en determinados momentos. Para el gobierno cotidiano de una institución pública, como es el Ayuntamiento, proponemos una serie de órganos y mecanismos que garanticen la participación del pueblo. No debemos confundir gobierno asambleario con gobierno participativo, que es lo que proponemos.

Ustedes aceptaron las delegaciones que el alcalde de Caudete repartió aleatoriamente tras un sorteo. ¿Por qué las aceptaron en aquel momento, y por qué las han dejado posteriormente?

Las aceptamos haciéndonos plenamente responsables de que en parte significaba legitimar una ocurrencia del Alcalde, un disparate fruto de un enfado, planteado como un desafío. En un primer momento, lo vimos así y lo rechazamos. Con más calma, pensamos que podía ser una oportunidad para el pueblo, para la representación surgida de las urnas en la elecciones, y para nosotros mismos. ¿Por qué no intentarlo? Caudete merecía que asumiéramos el riesgo. Y asumimos las responsabilidades con ilusión y con la seguridad de trabajar lo más y mejor posible en ese gobierno. Y así lo hicimos, las dejamos con la tranquilidad que te da el trabajo hecho con honestidad y transparencia. Y las dejamos porque no quedaba otro remedio, con todo el dolor del mundo. Pero en este Ayuntamiento, ni entonces ni ahora, hay un proyecto político definido, ni unas líneas de actuación delimitadas, ni la más mínima coordinación entre áreas y departamentos. No queremos ser partícipes de esa forma de actuar.

Ganemos ha gestionado en estos meses concejalías importantes como Medio Ambiente, Educación o Bienestar Social. ¿Cuáles son los proyectos más destacables que han podido llevar a cabo en este tiempo?

Si nos referimos a proyectos propios, aquellos que proponemos en nuestro programa y que servirían para cambiar de forma sustancial las circunstancias sociales y económicas de Caudete, lo cierto es que no hemos podido llevar a cabo ninguno, y la imposibilidad de llevarlos a cabo ha sido determinante en nuestra decisión de dejar las concejalías delegadas. Además de no contar con un presupuesto adecuado para ello, no hemos encontrado una mínima voluntad política. Hemos visto que las distintas concejalías funcionan por simple inercia, y la mayoría de los servicios y actividades que el Ayuntamiento presta, se mantienen por el trabajo, dedicado, constante y poco agradecido, de un grupo de funcionarios que se empeñan en ello. Nuestro trabajo se ha centrado en buscar recursos y organizar áreas, hemos dedicado más tiempo a la función puramente administrativa que a la política, debido a la situación de dejadez institucional que hemos encontrado en cuanto a ausencia de convenios reguladores, renegociaciones de contratos de servicios y de alternativas. En nuestro Ayuntamiento hay mucho trabajo que hacer y muchos recursos que racionalizar.

Según han denunciado en varias ocasiones, el alcalde ha impedido una correcta relación entre los diferentes grupos políticos, lo que ha terminado por hacer que Ganemos, Iniciativa y, finalmente, PSOE, hayan dejado sus concejalías. En su opinión, ¿cual ha sido el mayor problema en esta relación entre todos los concejales y el alcalde, mientras han estado con responsabilidades de gobierno?

El Alcalde, por sí mismo, ha sido la principal rémora de este sistema de gobierno. No ha hecho lo mínimo por coordinar a un equipo de gobierno que nunca ha existido como tal. Cada concejalía ha funcionado de forma autónoma, con acuerdos puntuales en ocasiones pero por iniciativa propia de los concejales interesados, sin una dirección medianamente definida. Todos sabemos que el Ayuntamiento es un todo, un conjunto formado por áreas interdependientes que no pueden ni deben actuar de espaldas a las demás, puesto que todas y cada una de las actividades que se plantean, así como los servicios que se ofrecen, generan vinculaciones materiales y humanas que afectan al común. Para organizar esto es imprescindible que el Alcalde haga de nexo, de enlace, y Mollá no lo ha hecho.

Si estuviese sólo en su mano, ¿en qué partidas presupuestarias haría hincapié? ¿Servicios sociales, deporte, seguridad, empleo…? ¿Cuáles son las prioridades de Ganemos?

Creo que leyendo la respuesta anterior, esta se contesta sola. Lo que necesitamos es un proyecto global, unas líneas de actuación definidas con unos objetivos claros, realistas y concretos. La actuación de un equipo de gobierno debe priorizar en cuanto a formas de actuar y gestionar, no en cuanto a la importancia de determinadas áreas.

¿Cual es su postura respecto a GEURSA? ¿Cree que hay otras alternativas a la adoptada por el Pleno y que tiene por objeto hacerse cargo de las deudas de esta empresa municipal?

La alternativa pasaba por hacerse cargo del problema en su momento, sin agotar los plazos ni mantenerse de forma numantina en una postura ficticia, como era la petición del concurso, que ha generado las consecuencias que ahora estamos sufriendo. Nuestra postura es clara, sólo queda negociar y negociar, de forma honesta y realista, con los acreedores, para conseguir solucionar esto de la manera menos onerosa posible. Pero no renunciamos a conocer todo lo que ha ocurrido con GEURSA desde un principio, queremos que se depuren las distintas responsabilidades de aquellos que han gestionado tan desastrosamente los recursos de Caudete, ya que ésa es parte de la solución.

Respecto a los servicios sociales que ofrece el Ayuntamiento, ¿cree que son suficientes para el municipio?

Indudablemente, son insuficientes. La pérdida de recursos en Servicios Sociales durante la anterior etapa ha sido brutal, y los efectos son más que evidentes en la estructura social de nuestro pueblo. Es inexplicable que haya responsables políticos que a estas alturas no se den cuenta de las consecuencias de sus ocurrencias. Es impostergable recuperar el nivel de asistencia que se ofrecía hace cinco años, si no, las consecuencias las sufriremos durante más tiempo, y las sufriremos todos.

Para terminar, ¿apoyaría Ganemos una eventual apertura de la piscina cubierta municipal?

Sí, Ganemos estaría a favor de la apertura de la piscina cubierta, pero contando con un plan económico claro y ajustado, y consensuado con todos los grupos políticos.

Caudete Digital

Comparte esta noticia:

- | |

Deja una respuesta