Envían a prisión a un hombre de Caudete acusado de abuso a una menor

Sucesos

Como consecuencia del trabajo de investigación del equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Almansa, y tras tener conocimiento de la oportuna denuncia familiar, los agentes de la benemérita procedieron el pasado día 30 a la detención de JR.L.S., de 52 años y vecino de Caudete, como presunto autor de un delito contra la libertad sexual, concretamente por abusos a una menor de edad.

Realizadas las oportunas diligencias, JR.L.S. pasó ayer a disposición del Juzgado número dos de Instrucción de Almansa. Una vez recibida la declaración del acusado, también oída la declaración de la madre de la menor, y tenido en cuenta el informe de la fiscal, la magistrada del dos de Instrucción de Almansa ordenó el inmediato ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del arrestado JR.L.S. por la comisión de un presunto delito de abusos sexuales a menores del art. 183.1 que se recoge en el Código Penal.

El mencionado artículo afirma fehacientemente que «el que realizare actos de carácter sexual con un menor de 16 años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años».

Según ha podido conocer La Tribuna de Albacete de fuentes judiciales conocedoras del caso, se da la circunstancia que JR.L.S. es reincidente en este tipo de delitos. Con anterioridad, y según las fuentes consultadas, ya había sido detenido, investigado y juzgado por abusos sexuales a menores.

Fue considerado culpable y condenado a una pena de dos años, que quedó en suspensión al carecer el detenido de antecedentes penales, por lo que no llegó a entrar en prisión. Ahora, y según el artículo 86 del Código Penal, el juez o tribunal es muy probable que revoque la suspensión y ordene la ejecución de la pena a la que se sumará la que, en su caso, se pronuncie el día que se juzguen estos hechos.

La madre de la menor, que tiene ocho años de edad, acudió ayer a declarar en el Juzgado y a su salida manifestó a La Tribuna de Albacete que, «JR.L.S. se dedicaba sistemáticamente a perseguir a mi hija, le ofrecía dinero, le prometía comprarle unas zapatillas nuevas y con todos esos engaños logró llevarla a su casa y, una vez allí, le bajó los pantalones a la criatura y le hizo toda clase de tocamientos en nalgas y muslos, hasta que rompió a llorar y entonces la dejó en paz».

La progenitora pidió ayer que «no se deje suelto a este individuo debido a que es muy peligroso».

Fuente: La Tribuna de Albacete

Comparte esto:

Tagged

Deja un comentario