GASOL, CATALUÑA… Y MARÍA VICTORIA

Blogs Gaspar Albertos

15-09%2020-31%2071285492_400x294[1]Screenshot_2015-09-18-11-22-26

Imposible evitar el hacer un símil de lo que ayer ocurrió en el encuentro de baloncesto entre las selecciones nacionales de Francia y España, y más concretamente dentro de ésta, y lo que supone de locura el proceso político secesionista catalán.

Ver a Pau Gasol con los brazos tensos separados del cuerpo, marcando músculo y con el rostro de un espartano en las Termópilas después de su último y definitivo mate, me puso la piel de gallina y mucho más me emocioné cuando el resto de componentes de la selección española se colgaban del cuello del gigante catalán. Ahí estaban para agradecerle su esfuerzo con el que también habían colaborado aún desde el banquillo, los también catalanes Pau Ribas y Guillem Vives, el canario Chacho Rodríguez, los baleares LLull y Rudy, el granadino Pablo Aguilar, el cordobés/madrileño Felipe Reyes, el valenciano Víctor Claver, el castellano/leonés San Emeterio, el madrileño Hernangomez y por si faltara algo en este racimo de jugadores representativos de casi toda la geografía española, el nacionalizado Mirotic, producto de los beneficios de la inmigración que España ha recibido durante los tres últimos lustros.

Ni en el más recóndito rincón de la imaginación de los directores de marketing de todos los partidos políticos que concurren a las inminentes elecciones catalanas se esperaba el poder contar con una estampa tan representativa como la descrita en el párrafo anterior, tan beneficiosa para los partidarios de que Cataluña debe seguir formando parte de España, como perjudicial para los que querrían ver a Gasol fuera de la misma y no soportan ni admiten que unidos somos más fuertes. Que les pregunten a los franceses.

Esperemos que esta demostración de sentido común, cordura, o señorío en lo deportivo, en catalán expresado como “seny”, tenga su reflejo en las urnas en las próximas elecciones.

He comenzado este artículo con un “imposible” y no puedo terminar más que con otro: Imposible olvidarme de mi hija, María Victoria, periodista de la Cuatro Deportes que está cubriendo in situ este evento deportivo del Eurobasket 2015 y de la que disfruto enormemente viendo sus entrevistas o escuchando sus comentarios. Gracias, María Victoria.

Gaspar Albertos.

 

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta