La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús prepara sus actos de cara a la próxima Navidad

La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús prepara los actos en honor al “Niñico” de cara a la próxima Navidad. Como es tradicional, tres serán las jornadas de bailes en las plazas caudetanas: un día dedicado a los niños, y dos jornadas para los adultos.

Los Reyes Infantiles de este año son Moisés Lillo Albertos y Elena Lillo Albertos. Los Reyes del día 3 de enero de 2016, Francisco Berenguer Pérez y Ángeles Berenguer Gallur, y los del día 6 de enero, Raúl Martín Villaescusa y Antonia Villaescusa Sánchez.

El Primer Día, la comitiva partirá desde la calle San Joaquín, nº 1, mientras que el Segundo Día lo hará desde la Avda. Virgen de Gracia, nº 57.

A finales del s. XVI, y tras consecutivas revueltas moriscas en la localidad, la Diócesis de Orihuela, a la que Caudete pertenecía desde 1565, refuerza la estructura eclesiástica de la zona. Así surge, en 1576, la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, para ensalzar en la localidad las celebraciones navideñas. Desde 1613 se tiene constancia de la celebración de los “bailes” en la Plaza de la Iglesia.

Los principales actos de esta fiesta navideña tienen lugar alrededor del “Reinado Infantil” y los dos “Reinados Adultos”. Actualmente, se pueden llegar a reunir en la plaza más de 250 parejas de bailadores.

El día 1 de enero tiene lugar la “Procesión con la Imagen del Niño Jesús”, talla del s. XVIII, de Roque López, discípulo de Salzillo. Además, tras los bailes de la Plaza de la Iglesia, se celebra por la noche “La Puja”. Este acto tiene ya lugar en un salón con escenario, donde se puja por bailar con los Reyes los típicos “chavitos”.


Comparte esto:
Share
Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


Deja un comentario


Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles

Miguel Llorens creó Caudete Digital en el año 2000. Informático y apasionado de las redes sociales, desde la fundación de este diario local ha mantenido su vocación de informar y su espíritu de servicio público.