La defensa del acusado de matar a Ana Hilda Linares pedirá la libre absolución de su cliente

Sucesos

La tarde del 18 de mayo de 2017, Ana Hilda Linares, una mujer de 55 años de edad que regentaba el bar del Centro de Mayores de Caudete, fallecía tras ser acuchillada en el interior del establecimiento. El abogado Francisco Pardo, defensor del único acusado por el crimen, R.A.L.V., ha anunciado su intención de pedir la libre absolución de su cliente, ya que considera que los hechos no son como afirman la Fiscalía y la acusación particular en sus respectivos escritos de acusación.

En su escrito, Pardo no reconoce expresamente que su cliente apuñalara a la víctima, pero tampoco lo niega, ya que hubo un reconocimiento de hechos del acusado durante la investigación.

En cualquier caso, niega que los hechos sucedieran como afirman las acusaciones. «Es incierto que el acusado R.A.L.V. tuviese la determinación previa de acabar con la vida de A.H.L.B., como también lo es que aprovechase específicamente la circunstancia de que ésta, tras tropezar, quedase sentada, para propinarle, en situación de indefensión, la puñalada que acabó con su vida».

También asegura que es incierto «que el acusado, tras apuñalar a la víctima, extrajese ligeramente el cuchillo y lo volviese a introducir para asegurar así la muerte de aquella, ni para causarle mayor grado de aflicción».

Además, niega que el imputado agrediese a los agentes de la Guardia Civil intervinientes con ánimo de menoscabar el principio de autoridad de aquellos.

Francisco Pardo afirma que debe considerarse acreditado, «que el acusado, al momento de producirse los hechos, se hallaba afectado por un grave estado de alteración psíquica que anuló, o en su caso disminuyó, sus facultades intelectivas y volitivas».

Fuente: La Tribuna de Albacete

Comparte esto:

Etiquetas:

Deja un comentario