La importancia del marketing digital a través del correo

Interesante

El marketing digital, el SEO, el posicionamiento de sitios web… Todos estos términos empiezan a sonar hasta a los más profanos, aunque no siempre se sabe cuál es su significado correcto.

Lo cierto es que en el mundo empresarial y de los negocios, son la diferencia entre el éxito y el fracaso. No se puede concebir hoy en día un proyecto comercial donde la difusión del producto no se contemple a través de los medios digitales y las redes sociales. A pesar de que soportes como la televisión o la radio siguen siendo medios publicitarios válidos, Internet copa, por diversos motivos, la mayoría del pastel del marketing mundial.

Entre las múltiples opciones a nuestra disposición a la hora de poner en marcha un proyecto publicitario y de promoción, ya sea de un producto o de una página web, está el envío masivo de correo.

Pero no nos engañemos: no se trata de una herramienta más, sino que es una de las más potentes. De hecho, se trata de una opción versátil, muy configurable, fácil de hacer un seguimiento detallado de sus resultados y, muy importante… ¡económica!

Las campañas programadas a través de estos gestores de correo masivo tienen la capacidad de alcanzar, a través de su segmentación, los objetivos que realmente nos interesan. Podemos crear innumerables listas de correo y tantos boletines (newsletter) como necesitemos. Respecto a esto último, Mailrelay ha conseguido en sus últimas versiones un impecable editor, que ofrece unos resultados espectaculares de una manera increíblemente sencilla, gracias a su tecnología drag & drop.

Las ventajas de crear unos boletines o newsletter bien programados es que la lectura por parte de los potenciales clientes será perfecta en cualquier dispositivo, ya sea un móvil, una tableta o un ordenador. Es decir, se trata de mensajes totalmente responsivos.

Las nuevas funcionalidades incluyen la opción de introducir en nuestros mensajes bloques exclusivos para seguir o compartir fácilmente en las redes sociales. Esto es fundamental, porque ya no seremos nosotros solos quienes enviaremos los boletines, sino que otros usuarios podrán ayudarnos en esta tarea, siempre, claro está, que lo que ofrezcamos resulte interesante.

Como dijimos anteriormente, es muy fácil realizar un seguimiento completo de todo lo que ocurre desde que nuestro boletín sale hacia los destinatarios. Cuántos mensajes se han enviado correctamente, cuántos se han abierto, en cuántos se ha hecho click en los enlaces, y muchos otros datos estadísticos, lo que nos permitirá saber el interés real de los posibles clientes, o en qué zonas o localidades existe un mayor tirón, por ejemplo.

Cómo es lógico, una vez disponemos de una herramienta de este tipo es importante cuidar algunos aspectos básicos. El mensaje que enviemos siempre debe estar perfectamente escrito, sin faltas ortográficas, y con las frases e imágenes adecuadas. Con un mal boletín publicitario, siempre obtendremos un pobre resultado. Conviene repasar con cuidado aquello que queremos transmitir. Cuando estemos seguros, será el momento de comprobar el enorme potencial de programas como Mailrelay.

En definitiva, la ayuda que nos puede suponer un buen gestor de correo masivo es inmensa. Y todo, por unos precios como pocas herramientas nos pueden ofrecer.

Comparte esta noticia:

Deja un comentario