La recuperación del póker online

Interesante

España se ha convertido en una auténtica referencia en la mayoría de las modalidades deportivas durante las últimas décadas. Rafael Nadal, Pau Gasol, Carolina Marín, Mireia Belmonte o Marc Márquez son algunos de los iconos de la conocida como edad de oro del deporte español. Un éxito que también se ha trasladado a otras modalidades más desconocidas entre los aficionados, como es el caso del póker, que fue aceptado por la Asociación Internacional de Deportes Mentales (IMSA) como un deporte en el año 2010. Un póker español que está viviendo uno de los momentos más brillantes de su historia, con jugadores reconocidos mundialmente como Adrián Mateos o Ramón Colillas.

Hace apenas un mes, el jugador barcelonés Ramón Colillas se proclamó campeón del PSPC 2019, uno de los torneos más prestigiosos del mundo del póker que se celebra cada año en Bahamas. Un hito histórico con el que consiguió el mayor premio de un jugador español, embolsándose 5,1 millones de dólares (unos 4,5 millones de euros). De esta forma, el jugador nacido en Puig-reig, municipio de la provincia de Barcelona, ha puesto el broche de oro a una gran temporada personal, después de ganar el Circuito Nacional de Póker (CNP888) y el Campeonato de España de Póker (CEP). Gracias a este último título, Colillas consiguió un Platinum Pass para disputar el torneo que se celebra anualmente en el Caribe, por lo que no tuvo que pagar la inscripción de 25.000 dólares.

Si hay un nombre propio del póker español que brilla en el panorama internacional ese es Adrián Mateos. Con tan solo 23 años, el madrileño se coronó como el mejor jugador de póker del mundo en 2017, después de sumar 3.391,7 puntos en el Global Poker Index (GPI). Una trayectoria de éxito que se remonta a 2013, año en el que conquistó las World Series of Poker Europe celebradas en el Casino Barriere, situado en la población francesa de Enghien-les-Bains. Dos años más tarde, el jugador afincado en Londres se convirtió en el primer español en ganar el European Poker Tour (EPT). Además, Adrián Mateos es el jugador más joven de la historia en conseguir tres brazaletes de las World Series of Poker (WSOP), la serie de torneos más prestigiosa del mundo.

La regulación del juego online

Más allá de su éxito internacional, Adrián Mateos es el máximo exponente de la generación de jóvenes jugadores españoles de póker que han tenido que exiliarse a otras capitales europeas para dedicarse de forma profesional al juego de cartas. Londres ha sido la residencia más habitual para los jugadores españoles en los últimos años. A diferencia de España, la ciudad inglesa ha brindado a estos jóvenes talentos la oportunidad de enfrentarse online contra los mejores jugadores del mundo. La Ley de Ordenación del Juego que entró en vigor en 2012 es el principal detonante del éxodo a tierras británicas en los últimos años, debido a que los jugadores españoles de póker online sólo pueden compartir mesas con otros usuarios que estén conectados dentro de la geografía española.

En 2011, justo un año antes de la regulación del sector del juego online, el póker online era uno de los segmentos con mayor potencial en el territorio nacional. Sin ir más lejos, el juego de cartas más popular del mundo había pasado de los 40 millones de euros a los 100 entre 2007 y 2011, situándose como uno de los juegos más atractivos para los jugadores españoles. Sin embargo, la entrada en vigor de la Ley de Ordenación del Juego generó una caída considerable de los números, dejando a los usuarios con cara de poker (expresión muy utilizada en el juego de 52 cartas) y provocando la fuga de los jugadores a otros países con legislaciones más experimentadas, donde sí podían competir con usuarios del resto del planeta.

La caída del póker online desde 2012

En el año 2012, el póker online movió 1.165 millones de euros en España (teniendo en cuenta tanto las mesas de cash como de torneo) según los datos publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Una cifra que creció hasta los 2.240 millones en 2013. Desde entonces, el sector del juego online ha presenciado una caída sustancial de las cantidades jugadas en el póker online: 1.783 millones en 2015, escasos 1.570 millones en 2016 y apenas 1.575 millones en 2017. De esta forma, el mercado ha experimentado una caída general del 40% desde la regulación del juego online en 2012.

Los 60 millones de euros generados por el póker online durante 2017 supusieron una regresión a los niveles de 2008. Mientras el póker se desangraba año tras año, el resto de los segmentos del sector del juego online experimentaba un crecimiento continuo, generando cifras históricas en el territorio nacional. Todos los profesionales señalaban a las limitaciones de la liquidez como la principal barrera del juego de cartas en el mundo digital, por lo que apostaban por un mercado regulado con liquidez internacional, similar al de otros países como Reino Unido. Una solución sencilla y, al mismo tiempo, beneficiosa para todas las partes implicadas en el sector del juego online.

Liquidez compartida en el póker online

Después de años de reivindicación por parte de los jugadores profesionales y de las principales operadoras de póker con licencia en España, la Dirección General de Ordenación de Juego levantó las restricciones a la liquidez en tres mercado europeos: Francia, Italia y Portugal. Un cambio regulatorio que entró en vigor en enero de 2018, permitiendo a los usuarios españoles jugar partidas en estos tres países (con los que España tiene firmado un acuerdo de liquidez compartida desde julio de 2017). Este marco común se ha traducido en un crecimiento del 37% durante el último año, alcanzando casi los 82 millones de euros en ingresos brutos, según los datos proporcionados por el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda.

La liquidez compartida se posiciona como el futuro del póker online. No solo ha provocado que crezca por primera vez a doble dígito desde la regulación del juego online en España, sino que, al mismo tiempo, el nuevo mercado global ha tenida importantes consecuencias positivas para los jugadores y las operadoras presentes en el territorio nacional. De esta forma, los usuarios españoles cuentan con una mayor número de mesas disponibles, además de tener acceso a importantes premios, como consecuencia del mayor número de jugadores presentes en las partidas.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta

casinos online españoles