La UNDEF presenta las armas para Moros y Cristianos que no precisan licencia para su uso

Fiestas

La Unión Nacional de Entidades Festeras (UNDEF), que agrupa a la mayoría de federaciones, comisiones y demás colectivos organizadores de fiestas de Moros y Cristianos, dio ayer a conocer el modelo de arcabuz que no está considerado como arma de fuego y que, por lo tanto, no necesita de la obtención del preceptivo permiso para poder utilizarse. El presidente de la agrupación festera, Francisco López, dio ayer a conocer el nuevo elemento de disparo, en el transcurso de la asamblea anual celebrada este fin de semana en Mutxamel. El objetivo de su introducción es facilitar los trámites para poder disparar durante las fiestas, algo que ahora conlleva la burocracia propia de solicitar el permiso a la Intervención de Armas de la Guardia Civil.

Francisco López mostró a los asistentes el nuevo modelo de arcabuz, que es, según dijo, el suyo propio adaptado, y que prevé estrenar en Petrer el próximo mes de abril. El utensilio ha sido definido con el nombre específico de «arcabuz detonante» y patentado por la Undef. La idea de la entidad es que los festeros vayan adaptando estos elementos de manera progresiva, aunque los antiguos también podrán utilizarse, siguiendo los mismos trámites que hasta ahora. El uso del arcabuz detonante requerirá también de un registro y un control, tanto desde las entidades festeras como por parte del banco de pruebas por el que pasan los elementos de disparo en la localidad guipuzcoana de Eibar. El nuevo modelo, según López, se irá dando a conocer a las distintas entidades que componen la Undef en las reuniones de área que se realizan de manera periódica. Al tratarse de una patente de la Undef, el uso de estos arcabuces detonantes estará limitado a los colectivos que la componen, buena parte de ellos radicados en la provincia. Y, por esta misma razón, su fabricación requerirá de que la Undef conceda también un permiso. Para el usuario, por otra parte, también será más sencillo tener el utensilio en su domicilio desde el punto de vista administrativo, al no considerarse un arma. La Undef ha venido trabajando en esta idea desde 2006.

La diferencia entre un arma de avancarga convencional con este nuevo tipo de «arma detonante» estriba en la incorporación de un pasador dentro del cañón, el cual impide que se pueda introducir, y mucho menos retacar, ningún objeto (bola, proyectil o similar), aparte de la pólvora. Una vez realizada esta operación, se envía el arcabuz o trabuco al Banco de Pruebas (BOPE), para que se emita un informe del cambio de categoría de arma, pasando de ser «arma de avancarga» a «arma detonadora». De esta forma, no sería necesario tener guía de pertenencia, ni poseer licencia, sólo con el certificado del BOPE y factura, o documento acreditativo de la modificación, sería suficiente.

Por otra parte, en la asamblea de este fin de semana también se ha aprobado la incorporación a la Undef de cuatro entidades más, entre ellas la Asociación Cultural y Festera de Heladeros de Xixona, que organiza la Fiesta de los Heladeros de esta localidad. Las otras dos son de Valverde de Júcar (Cuenca), población hermanada con Caudete, y las localidades murcianas de Archena y Los Alcázares.

Fuente: Diario Información de Alicante

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta