LO QUE PODRÍA HABER SIDO

Gaspar Albertos

Yo creo que será conveniente echar mano del rico repertorio de sinónimos del castellano y a partir de ahora a lo que venimos conociendo como “investidura” denominarlo nombramiento o proclamación porque yo creo que la silaba “in” que incorpora el término lo asemeja demasiado onomatopéyicamente a otros como “inasequible”, “inviable”, “inalcanzable” o siguiendo la regla ortográfica de “siempre m antes de p y b”, “imposible”.

No en vano, sepan que para mucha gente el término “investidura”, también por semejanza onomatopéyica, significa ni más ni menos que se desnuda a alguien, para a continuación deducir: “pues se ha desnudado él solo”.

Lo ocurrido hace un rato en el Congreso de los Diputados con el nombramiento fallido del propuesto a presidente del gobierno, Pedro Sánchez, como corolario de lo ocurrido desde el pasado lunes en este espacio de la soberanía nacional, no puede ser explicado más que por conclusiones de párrafo corto y punto y aparte porque en este caso me parece también “imposible” explicarlo con largas y sesudas parrafadas que nada van a aclarar.

Vamos a ello.

– La cicatería predispone en contra y la avaricia rompe el saco.

– Suspenden en cálculos de proporcionalidad los dos partidos sentados a negociar gobierno: Podemos dice que tiene un tercio de los diputados que tiene el Psoe y que por tanto le corresponde una tercera parte de ministerios, sin caer en la cuenta, que quien te multiplica a ti por tres hace que las partes sean cuatro y por tanto a Podemos le corresponde un 25% de ministerios. Cuatro aproximadamente (y no cinco que ha pedido) sobre los diecisiete que nombró Sánchez en su gobierno. El cicatero Psoe no ha pasado de ofrecer tres ministerios ni ha tenido en cuenta que la proporcionalidad de votos entre los dos partidos ha sido de 2 a 1 aunque la de escaños se tradujera en 3 a 1.

-El Psoe sólo ha conseguido un voto de apoyo, más allá de sus diputados, en las dos votaciones realizadas: el del Partido Regionalista de Cantabria. Vaya cara de tonto “inútil” que se le habrá quedado a Revilla en su palacio de Puertochico.

-La cara que se han negado a que se les quedara buena parte de la abstención que en caso de que Podemos hubiera votado sí, le hubieran acompañado en el sentido de su voto, pero que al saber perdedor el “si” absteniéndose Podemos, no han querido arropar un sí perdedor. Léase Bildu, Ezquerra Republicana de Cataluña, PNV y Compromís. Ahí tiene Pedro Sánchez la lealtad que puede esperar de todos estos.

-Al hilo de esta lealtad, desde las filas de la derecha se le ha dicho lo de la “marioneta” o “pelele” que hubiera significado su presidencia en manos de todos estos a modo de Frente Popular. Al menos por la ilustración gráfica de este artículo nunca mejor dicho que “Unidas… podemos”.

-Significativa la intervención del representante de Unión del Pueblo Navarro hablando casi en nombre de Ciudadanos y Partido Popular diciéndole a Pedro Sánchez ¿Cómo pide usted la abstención a cambio de nada a estas dos fuerzas políticas, argumentando que para no tener que depender de independentistas, cuando en mi tierra, Navarra, ha pactado usted con PNV y Bildu?

-Acertada la apreciación de Aitor Esteban del PNV cuando le dice a Pedro Sánchez que se equivocó con vetar a Pablo Iglesias “como único obstáculo” cuando esto lo que ha hecho es subir el precio de la colaboración y sabiendo que Pablo Iglesias no se iba ni podía “esfumar” aunque no formara parte del gobierno.

En definitiva, un nuevo desencuentro de toda esa “banda” en boca de Albert Rivera (que Rufián se ha apresurado a contrarrestar denominando “comando” a la unión de derechas), que no impide el que todas sus señorías se vayan de vacaciones sin el más mínimo recato… y ya veremos en septiembre.

Pero si de manera eufemística esto supusiera ganar una guerra, ustedes por quien apostarían ¿Por una banda o por un comando?

Gaspar Albertos.

Comparte esta noticia:

2 respuestas a “LO QUE PODRÍA HABER SIDO

  1. Gaspar como siempre felicidades por tu articulo, esta muy logrado y mucha gente debería de leerlo y entender porque el NO de Ciudadanos, incluso la prensa mamadora de la izquierda, cual quiere vender a la gente y esta se lo cree, ECHANDO LA CULPA A RIVERA, por no querer dar su apoyo al traidor, como se están marchando algunos dirigentes, no muchos, esta utilizando ese argumento para criticar a Albert, joder hay que incrédulo, por activa y por pasiva Rivera manifestó en campaña que no iba a ayudar, ahora que lo esta prometiendo, sale la gente y lo critica, si hubiera hecho lo contrario, ¿también seria criticado?.
    Yo estoy con el y voy a seguir votandole. CON DOS COJONES.

Deja un comentario