Los juguetes más populares suben casi un 40% en Navidad

Interesante

Nos acercamos poco a poco a las fechas navideñas y, a la vez, empezamos a pensar en juguetes. Sin embargo, la mayoría empezaremos a preocuparnos por comprar y comparar cuando ya sea demasiado tarde. Es decir… ¡unos días antes! Para entonces, los juguetes más populares habrán subido una media del 38,57% y, en algunos casos, el porcentaje de subida puede dispararse hasta más del 67%.

Por supuesto, no hablamos de juguetes raros o poco habituales, sino de los más solicitados por los usuarios, como son las muñecas, LEGO, Playmobil, peluches y Barbies. Así lo refleja una comparativa de precios, donde puede comprobarse que los meses más baratos para comprar juguetes son los comprendidos entre marzo y agosto.

Ante esta realidad, no hace falta ser un lince para darnos cuenta de que coger con tiempo este gasto que, irremediablemente, haremos en diciembre o enero, puede suponernos un ahorro muy importante. Y las ventajas son muchas: evitaremos interminables colas, elegiremos con más sosiego, dispondremos de una oferta de juguetes más amplia, esquivando los temidos “no hay existencias” y, sobre todo, nuestro bolsillo nos lo agradecerá… ¡y mucho!

La venta de juguetes se multiplica por 5 durante los meses de noviembre, diciembre y enero. Del 15 de diciembre hasta la primera semana de enero es cuando las ventas alcanzan sus valores máximos. Y lo precios, como es normal, varían en la misma proporción, siendo los últimos días del año los más caros.

Hacer una planificación de nuestras compras de juguetes requiere información y, por ello, conviene visitar la Red y comprobar qué dicen los expertos. Las comparativas y los estudios de mercado nos indicarán claramente que las diferencias de precios pueden ser muy grandes según el momento en que compremos, pero también que depende del lugar donde lo hagamos. Lo ideal es comparar un mismo producto en diferentes comercios, centros comerciales o tiendas online, teniendo en cuenta factores como el gasto por desplazamiento o costes de envío, si es por Internet. En ocasiones, un producto más barato online no compensa si conlleva unos gastos de envío elevados.

Si las compras las realizamos online, hay que llevar cuidado con algunos detalles. Por ejemplo, unas páginas ofrecen los productos con el IVA incluído, y otras lo añaden cuando vas a pagar. No es el primero que se lleva una sorpresa a la hora de realizar el pago, así que este pequeño detalle es importante observarlo desde el primer momento. También es importante comprar en comercios virtuales que nos ofrezcan plenas garantías, ya que, en ocasiones, grandes chollos conllevan grandes riesgos

El famoso “candado verde” en el navegador nos asegura que estamos en una web segura, pero aunque esto es un punto a favor, no nos lo asegura todo. Es bueno leer las condiciones de venta del comercio, las políticas de devoluciones, la garantía de los productos (muy importante, porque no todos los países tienen los mismos tipos de garantía…) o qué forma de contacto tiene la tienda online.

Con toda esta información, podemos empezar desde ya a organizar nuestras compras de juguetes y, de esta forma, no nos veremos sorprendidos a última hora. Además, ¿no es gratificante observar la marabunta que se forma en los centros comerciales sabiendo que todas nuestras compras ya las tenemos resueltas…?

Comparte esto:

Deja un comentario