Manualidades y cuarentena: cómo crear un árbol de cobre paso por paso

Interesante

Este pasado 2020 nos trajo consigo la pandemia del Covid y con ella llegaron muchas otras cosas: mascarillas, gel de manos, toques de queda… También el 2020 estuvo definido por los confinamientos y las restricciones, una tendencia que se ha alargado hasta 2021. Y con las restricciones llega el aburrimiento, las largas horas en casa, los ratos muertos sin saber qué hacer. Es por eso que hoy os traemos una manualidad fácil y sencilla, tanto para mayores como para pequeños. Además, es muy probable que la mayoría de los materiales ya los tengáis en casa, ya que siempre es mejor darle prioridad al reciclaje de material viejo.

La manualidad en cuestión es un árbol de cobre; aunque puede tener muchas utilidades (tantas como imaginación le podamos echar), como almacenar joyas o piezas de bisutería largas.

Necesitaremos:

Cables viejos

Plastilina de diferentes colores

Pelacables

Cola blanca o similar

Alicates (o cualquier otra herramienta para cortar cables)

Papel y lápiz (opcional)

Instrucciones:

  1. Primero, recomendamos utilizar papel y el lápiz para dibujar el árbol que queremos conseguir. Simplemente un delineado general de donde van a quedar las ramas, la dirección de estas y el tamaño aproximado del grosor del tronco.
  2. Una vez tengamos una idea aproximada de cómo va a ser nuestro árbol, agarramos unos cables viejos que tengamos por casa (a ser posible no demasiado gruesos, aunque esto también dependerá de cómo queramos que sea nuestro árbol) y con un alicate, los cortamos para que queden del mismo tamaño.
  3. Una vez tengamos los cables, lo siguiente es utilizar un pelacables para quitarles el revestimiento de fuera. Una vez hecho, podemos ver el grosor real del cable.
  4. Cuando tengamos los cables cortados y pegados, y con el grosor deseado, pasamos a unirlos para que formen el árbol. Se trata de juntar todos los cables con nuestras manos, y retorcerlos juntos hasta aproximadamente la mitad del largo. Una vez llegados a ese punto, iremos uniendo dos o tres cables para conseguir el efecto de las ramas.
  5. Una vez tengamos la estructura del árbol, lo siguiente es revestirlo lo mejor que podamos con plastilina. Esto evitará que nos podamos hacer daño con alguna de las puntas de las ramas; además, le dará un toque mucho más estético.
  6. Finalmente, ya con el árbol recubierto de plastilina, lo cubrimos de cola blanca y dejamos que se seque. Esto endurecerá la plastilina, y por fin habremos terminado nuestro árbol de almacenaje para joyas y bisutería.

Esperamos que os haya gustado esta manualidad, el objetivo es pasar el rato a la vez que reutilizamos productos y mantenemos la casa ordenada. ¡Esperamos que vuestros árboles queden fabulosos!

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta