MÁS SOBRE “ACTOS VANDÁLICOS”

Blogs Gaspar Albertos

Iba a hacer un comentario acerca de la noticia aquí publicada bajo el título “Continúan los actos vandálicos en Caudete”, pero ante la extensión que podía suponer el comentario he optado por la creación de este artículo propio.

Os voy a contar una pequeña historia lo más brevemente posible pero aún así precisa de cierta amplitud en su relato.

Antes de nada, no hay en mí ningún ánimo de rechazo premeditado hacia colectivos de carácter racial, cultural o social que aquí van a aparecer.

Yo viví y trabajé en Biar de mediados de 1982 a 1986 y al cabo de un par de años de estar allí me di cuenta de que en Biar no vivía ninguna familia o grupo de gitanos. Con lo próximo que se encuentra El Poblao de Villena, precisamente en su salida hacia Biar.

Algo ocurre, me dije.

Pues ni más ni menos que la actitud vecinal, conocedora de lo conflictivo de esta etnia, no lo permitía. ¿De qué modo? Pues precisamente esa actitud vecinal sin fisuras se ponía en guardia en cuanto a los movimientos de estos grupos, sus actividades, su ocupación de viviendas urbanas o rurales, e inmediatamente daban cuenta a las autoridades municipales de la mínima irregularidad, cuando no el corporativismo vecinal enseñaba los dientes directamente manifestando a las claras que con ellos no iba el permitir robos, destrozos ni falta de urbanidad. Puedo asegurar que esta actitud era la que verdaderamente hacía que los gitanos “pasaran de largo” más que la efectividad de cinco guardias municipales o media docena de guardias civiles que entonces vigilaban Biar. Entiéndase la frase de que cuando se aplica en estos casos “al enemigo ni agua” los resultados son bastante satisfactorios.

Bien es cierto que todo esto ocurría hace una media de treinta y cinco años y que hoy la condescendencia con estos colectivos por parte de la autoridad competente es mucho mayor y que en todo el tiempo que ha pasado desde entonces, además de la problemática de la etnia gitana, nuestro país ha sufrido procesos de inmigración de países balcánicos, magrebíes e hispanoamericanos que también están incidiendo en la conflictividad delictiva.

¿Qué habrá pasado con toda esta evolución en Biar?

Pues que de aquella primera llegada de inmigrantes balcánicos un buen grupo de bosnios llegó a Biar y se integró con toda naturalidad, primero ayudados por el pueblo en general y después con su esfuerzo y desarrollo de sus capacidades adaptativas y profesiones propias. En ningún momento trataron de vivir de lo ajeno.

¿Y con el resto de colectivos que han ido llegando a nuestro país? Pues no me cabe la duda de que en Biar habrán intentado establecerse grupos de extranjeros de todo tipo, pero si ello ha conllevado establecer cualquier germen de conflictividad se ha visto rechazado por la población en general sin ninguna tregua.
De hecho, hoy, treinta y cinco años después, en Biar sigue sin vivir ningún grupo de etnia gitana y se pueden contar con los dedos de una mano las familias de magrebíes o balcánicos, eso sí, integrados felizmente en la sociedad local.

Hoy en Biar, la conflictividad por robos, destrozos o inseguridad ciudadana es prácticamente nula y ni hay más Policía Local ni más Guardia Civil que en Caudete. El secreto está en la actitud, si quieren soterrada, de los vecinos frente a desafíos de minorías no debidamente controlados por la justicia.

Este no es un caso de “tomarse la justicia por su mano”. Es un caso de “defensa propia colectiva” digna de alabar.

Gaspar Albertos

Comparte esta noticia:

1 respuestas a “MÁS SOBRE “ACTOS VANDÁLICOS”

  1. Señor Gaspar has dado en el clavo y no hay que tratar al pueblo de Biar de racistas, NO Y no., hay que tratarlos de que todos se han unido y ellos solos se han marchado.

    Cosa que en nuestro pueblo, NO Y NO, solo es echarle la culpa al gobierno municipal y punto, pero lo que se puede decir ayudar a las fuerzas de orden publico, NADA DE NADA y claro sin esa poca ayuda, es imposible erradicar o paliar este vandalismo o mejor dicho, ROBOS.

    Y lo digo por experiencia de muchos años.

    Saludos.

Deja una respuesta