¿Miedo a volar?

Editoriales

Los que tienen terror a subirse a un avión no tienen fácil curar su fobia estos días, y los que no, empezamos a preguntarnos qué está pasando con la seguridad aérea. Atravesamos una zona de turbulencias en lo que se refiere a este medio de transporte, mucho más seguro que ningún otro, pero también el que más sensibilidad genera entre nuestra sociedad.

Por mucho que la física explique con facilidad cómo un pedazo de avión levanta el vuelo en cuestión de segundos, a más de uno no nos queda claro, y nos dejamos llevar sin intentar no pensar mucho en ello. Y es que cuando uno sube a un avión queda irremediablemente en manos del piloto, sin posibilidad alguna de intervenir en el proceso, ni de frenar, ni mucho menos de saltar. En un tren pasa algo parecido, pero te deslizas a ras de tierra, lo que para nuestra mente en mucho más llevadero. Tanto, que hay muchísimas menos personas con fobia a subir en tren.

Después del extraño suceso en el que desapareció un avión malasio, del derribo del avión en Ucrania y del accidente en Taiwán de ayer, hoy un nuevo accidente ha tenido lugar en África, con varios muertos de nacionalidad española. Una nueva desgracia que ha encendido muchas alarmas, aunque es de suponer que se trata de una maldita casualidad el que se hayan concentrado varios accidentes en un corto periodo de tiempo.

La cantidad de dinero que se invierte en seguridad aérea no se invierte en ningún otro tipo de transporte. Con diferencia. Esperemos que pase esta trágica racha, y volar siga siendo tan seguro como hasta ahora.

Deja una respuesta