¿Quieres trabajar en Correos? Te contamos cómo lo puedes conseguir

Interesante

¿Alguna vez has pensado que te gustaría trabajar en Correos? Pues en este artículo te contamos cómo lo puedes hacer. Resuelve aquí todas tus dudas y consigue un buen trabajo. ¡Tú puedes!

En un momento en el que el trabajo no pasa por su mejor momento, conseguir un empleo en Correos es una apuesta segura a la hora de tener un sueldo estable con el que se puede hacer frente a las necesidades que tengas. Son las ventajas de trabajar en una empresa de trabajo público. Ventajas, por otro lado, más que conocidas por todos. Es un proceso que en ocasiones puede resultar un poco complejo, pero no te preocupes, que nosotros arrojamos un poco más de luz sobre este tema.

¿Qué requisitos hay que cumplir para empezar a trabajar en Correos?

Estará en disposición de acceder a este puesto de trabajo cualquier persona que disponga del Graduado Escolar o de ESO y que sea mayor de 18 años. Los requisitos adicionales que se piden tienen que ver con permisos para trabajar en España.

El temario

Para trabajar en Correos tendrás que hacer un test teórico y un examen psicotécnico. En la prueba teórica habrá que responder a 100 preguntas en un tiempo máximo de 90 minutos, para el cual habrá que estudiar un temario concreto que consta de tres libros.

¿Y se puede acceder a un empleo sin opositar?

Si a lo que aspiras es a un puesto de trabajo seguro, fijo, necesitarás opositar, pero si en dicha oposición no consigues plaza, tienes otras opciones.

Una de ellas es la bolsa de Correos, para la que también se establecen una serie de convocatorias con las que cubrir las vacantes, aunque las plazas que se ofertan no son demasiadas. No es una plaza fija, pero podrás usarlo para ganar muchos puntos y hacer méritos de forma que los puedas usar en otras oposiciones. Es como una plaza de trabajador interino.

Las convocatorias son provinciales, y salen cuando hace falta personal. Para acceder a ellas hay que ser mayor de edad y tener el graduado, como hemos dicho antes, y también tendrás que pasar un examen y un reconocimiento.

Al no haber fecha concreta para su celebración es necesario estar al tanto para no perder la oportunidad.

¿Por qué deberías querer trabajar en Correos? ¿Qué ventajas ofrece este puesto de trabajo?

Aunque hace ya algunos años que los trabajadores de este organismo perdieron su condición de funcionarios, tienen muchas ventajas de las que también gozan los mismos, como por ejemplo, un puesto de trabajo seguro y estable, pero igual que en el caso de los funcionarios, para conseguirlo tienes que opositar.

Otra de las ventajas de trabajar en Correos es un sueldo que puede aumentar con elementos como la antigüedad del trabajador o el puesto que ocupe (a más responsabilidad, más sueldo)

Tienes también la posibilidad de tener horario de mañana o de tarde, con lo que tienes tiempo para hacer otras cosas, y, por si fuera poco, entre los días de asuntos propios y los de vacaciones, disfrutarás de alrededor de 40 días de descanso anuales.

Por último, pero no menos importante, si te ves preparado y quieres escalar puestos, puedes optar a ellos mediante la promoción interna.

¿Qué sueldo tiene un trabajador de Correos?

Hay muchas personas que consideran esto un factor muy importante a la hora de preparar la oposición, con un temario bastante amplio. Como decimos más arriba, el sueldo de cada uno se calcula en base a muchos factores, como el tiempo que lleva en Correos, el puesto que ocupa o las pagas extra.

Pero a grosso modo, las personas que entran en la empresa como ayudantes ganan algo menos de 1.200, el personal que es oficial pero base, llega a los 1.300 euros, al igual que los carteros o los trabajadores de clasificación del correo.

Comparte esta noticia:

Deja un comentario