Rentabiliza tus ahorros: ¿Qué tener en cuenta para empezar a invertir?

Interesante

Las nuevas generaciones cada vez son más conscientes de la importancia del ahorro para lograr un futuro financiero estable. Atrás quedaron los miedos a los bancos y la reticencia a invertir que caracterizaron la España del siglo XX.

Y, aunque la predisposición a invertir nuestros ahorros haya aumentado, aún sigue siendo una asignatura pendiente en España, muchas veces por desconocimiento y otras por falta de compromiso. El principal problema de no rentabilizar nuestros ahorros es que, en el largo plazo, estos ahorros perderán gran valor debido a la inflación, ya que merma nuestra capacidad de compra. Con los años, vamos perdiendo poder adquisitivo, por lo que unos ahorros de 1000€ hoy tendrán más valor que en 10 años (ya que podremos comprar menos cosas con ellos).

Hoy en día, el acceso a la información necesaria es más fácil, debido al auge de plataformas de gestión de inversiones y los brókeres online que cuentan con infinidad de recursos como gráficos de análisis o información financiera relevante para encaminar nuestras decisiones financieras.

Para ayudarte en la planificación de una estrategia de ahorro, hemos elaborado una lista con algunos consejos que guiarán tus decisiones a la hora de invertir éstos para sacarles rentabilidad con el paso del tiempo.

  1. Establece tus objetivos: es importante tener claro el objetivo de nuestros ahorros para elegir un producto financiero adecuado. Si queremos ahorrar para hacer un gran viaje en el verano de 2020, optaremos por un depósito a corto plazo. En cambio, para nuestra jubilación, deberemos elegir unos fondos a largo plazo con los que podremos optar a rentabilidades mayores.
  2. Analiza tu situación financiera: Es fundamental entender nuestro perfil financiero y nuestra capacidad de ahorro. Hay que hacer un balance entre ingresos y gastos, y tener en cuenta posibles imprevistos para, a partir de ahí, decidir qué cantidad nos queda disponible para ahorrar e invertir.
  3. Infórmate y compara: Hay infinidad de proveedores de productos financieros y estos productos son diferentes entre sí, con características que se adaptarán o no a tus necesidades. Es importante informarse bien acerca de estas características y asegurarse de que los proveedores son de confianza y están inscritos en los registros públicos de la CNMV.
  4. Valorar siempre la rentabilidad, la liquidez y el riesgo: Todas las inversiones tienen una combinación diferente de estos tres factores: en un depósito a un año, el riesgo y la rentabilidad son bajas, a cambio de tener liquidez en el corto plazo, mientras que un fondo de pensiones, optará a mayores rentabilidades, con un riesgo estable pero perderemos liquidez en el corto y medio plazo. También hay otras opciones, como el mercado de divisas, que se caracteriza por tener una gran liquidez y se opta a grandes rentabilidades, pero el riesgo es mayor al ser un mercado volátil.

Como podemos observar, el producto financiero perfecto no existe, pero sí podemos elaborar una estrategia de ahorro e inversión basada en la diversificación, cubriendo las diferentes necesidades que tengamos en cada momento.

 

 

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta