Tres detenidos en Caudete por un delito contra el patrimonio y por estafa bancaria

Seis acuartelamientos de la Guardia Civil de la provincia, entre los que se encuentra el de Caudete, serán objeto de obras de mejora

General

Seis acuartelamientos de la Guardia Civil de la provincia serán objeto de obras de mejora gracias a los 150.000 euros que la Diputación de Albacete se ha comprometido a aportar.

Las reparaciones son de distinto tipo. En la capital, por ejemplo, se intervendrá para reparar y acondicionar el acceso al servicio de intervención de armas que está en la Comandancia. El resto de casas cuarteles donde se realizarán obras de mejora y conservación son las de Alatoz, Hellín, Tarazona de la Mancha, Munera y Caudete.

En Alatoz se invertirán 37.000 euros en ampliar un pabellón; mientras que en Hellín las necesidades pasan por arreglar dos de los pabellones del acuartelamiento. En Tarazona de la Mancha los trabajos consistirán en adaptar los baños a personas con discapacidad y renovar las puertas. En Caudete lo que se hará es reparar el cerramiento, es decir, las ventanas de los pabellones. En Munera se harán distintos trabajos de reparación y ampliación de algunas de sus dependencias.

Estas son las obras consideradas prioritarias por parte de la comisión mixta que se reunió ayer, en la que además del presidente de la Diputación, Francisco Núñez, y el subdelegado del Gobierno, Federico Pozuelo, estuvieron presentes el teniente coronel Jesús Rodríguez, el comandante Diego Jarillo, y el diputado de Obras, Abelardo Gálvez.

La Diputación de Albacete viene colaborando, desde hace años, con el Ministerio de Interior en la conservación de los acuartelamientos de la Guardia Civil en la provincia. El año pasado cada administración puso sobre la mesa 150.000 euros y de la gestión de las obras se encargó la Comandancia de la Guardia Civil. Para evitar la burocracia entre administraciones, este año se ha acordado que sea la propia Diputación la que adjudique y realice las obras que puede financiar con los 150.000 euros que aporta para este fin.

Así, una vez conocidas las necesidades de las casas cuartel y decididas las obras a acometer, los técnicos se pondrán a trabajar para contratar a las empresas que deberán realizar estos trabajos entre los meses de septiembre y diciembre. «Si al final hubiese algún remanente, podríamos realizar obras en algún cuartel más», anunció el diputado de Obras.

La colaboración entre Ministerio de Interior y Diputación para el sostenimiento de los acuartelamientos de la Guardia Civil se inició ya hace años. El presupuesto se mantiene estabilizado en los últimos ejercicios. El año pasado, gracias a su aportación económica, se pudo, entre otras cosas, terminar el nuevo cuartel y las viviendas para guardias que están ya en servicio en Letur. En 2012 el dinero alcanzó para hacer reparaciones en Alcaraz, Jorquera, Lezuza y la Comandancia de la capital.

En los últimos años se ha hecho un gran esfuerzo en acondicionar los acuartelamientos de la Guardia Civil de la provincia. Aunque todavía quedan algunas casas cuartel que están en muy mal estado. El propio subdelegado del Gobierno admitía que cuarteles como los de Jorquera e Higueruela deberían ser renovados al completo, aunque por ahora no sea posible.

La propia Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), a través de su secretario general, Agustín Clemente, admitía las mejoras, «aunque no podemos decir que el estado de los cuarteles es óptimo, sí que es digno, en los últimos años se ha hecho mucha inversión», declaró Clemente.

 

Miguel Llorens Tecles

Deja una respuesta