¿Será 2020 el año en que criptomonedas y Blockchain comiencen a funcionar?

Interesante

No hay duda de que 2019 fue el año de la adopción empresarial del blockchain. Los términos de moda, blockchain y criptomoneda, zumbaban a medida que gigantes tecnológicos como Microsoft, IBM, AWS, Oracle y muchos más comenzaron a probar sus aguas. Incluso en el espacio de las divisas digitales, gigantes de la banca y compañías de pago como JPMorgan, Wells Fargo, Square, Circle y Skrill se mostraron más interesados en ofrecer servicios de criptomonedas.

Sin embargo, en los últimos tres años en el que el blockchain y las criptomonedas han logrado capturar los focos, aún no existe una solución que se resuelva por completo en esta tecnología. Como dice el refrán: “Blockchain es una solución que busca un problema”.

El problema es que, a medida que esta búsqueda para ser operativa y popularmente utilizable entra en su cuarto año en serio, el brillo de la tecnología y su ramificación financiera en forma de criptomonedas, comienzan a desaparecer.

Como lo explica un artículo de Adrienne Jeffries en el Verge titulado ‘Blockchain is meaningless,’ “La idea del blockchain, la base de datos empoderada digitalmente, y de la mayoría de criptomonedas, ahora se está utilizando para describir todo, desde un sistema interbancario de transacciones hasta una base de datos de la cadena de suministro de Walmart. El término se ha generalizado tanto que está perdiendo rápidamente el sentido “.

Parte del problema es que a pesar de tener más de 10 años, el blockchain sigue siendo una tecnología muy joven. Durante ese tiempo, se las arregló para ser una burbuja y satisfacer las necesidades de una fracción de la población mundial antes de ser impulsado como herramienta de solución de problemas reales. Sus problemas de operatividad persisten, desde la escalabilidad, velocidad y costo, interoperabilidad y la batalla entre descentralización y centralización de organizaciones públicas y privadas.

Aún así, 2020 podría ser, o debería ser, el punto de inflexión para la industria y de hecho, hay indicios de que empresas  están buscando hacer que la tecnología funcione para ellos.

¿Una solución cuadrada para un agujero redondo?

Square, la compañía de pagos fintech encabezada por el bueno de Jack Dorsey, siempre ha tenido interés en criptomonedas. Lo incluyeron en su plataforma y han estado observando el uso del nicho como algo para el futuro. Sin embargo, la ironía de apostar por  Bitcoin como servicio de pago es lo mismo que una tienda que proclama que solo acepta oro sólido por sus productos.

El Bitcoin representa valor porque ha desarrollado un tendencia alcista en su valor, y porque sencillamente no es una buena herramienta de pago. Sin embargo, Dorsey anunció que su compañía de pago apostaba en que Bitcoin fuera más utilizable al buscar desarrollar en la Red Lightning.

Lightning Network es un protocolo de pago de “Segunda capa” que opera sobre una criptomoneda basada en blockchain (como Bitcoin). Permite transacciones rápidas entre los nodos participantes y se ha promocionado como una solución al problema de escalabilidad de Bitcoin. Facilitando así su escalabilidad y popularización.

Más esqueletos en el armario

El problema es que Lightning Network es más irregular e incipiente que el Bitcoin, todavía se está refinando y desarrollando y está lejos de ser un producto pulido.

Por otro lado, usar bitcoins como medio de pago no es raro, de hecho se pueden adquirir productos con BTC en tiendas como Whole Foods, Starbucks entre otros. Pero de nuevo, esta solución debe ir más allá que hacer que el bitcoin sea aceptado por más tiendas, sino en hacer de la criptomoneda una demanda global.

Los esfuerzos se están realizando pero aún queda mucho camino por recorrer antes de que las criptomonedas sean realmente masivas. Ejemplos en Venezuela y las cryptoburger son prometedores, pero aún están como casos de “islas digitales,” tal como lo acuñó la Organización Mundial del Comercio.

Vinculando bloques

Se podría argumentar que uno de los grandes desafíos de blockchain para ser operacional a globalmente es la interoperabilidad. A medida que las soluciones se construyen, prueban y trabajan, permanecen aisladas y aisladas. Más del 50 por ciento de la lista Blockchain 50 de Forbes usa Hyperledger, pero para la otra mitad, no habría forma de vincular estas soluciones.

De hecho, la Organización Mundial del Comercio destaca la interoperabilidad como un factor fundamental para el progreso de la tecnología blockchain, tal y como lo afirma en su investigación “Can blockchain revolutionize international trade.”

La OMC mantiene su optimismo referente al caso de interoperabilidad, “si bien la idea de diferentes blockchains interactuando entre sí todavía parecía una posibilidad distante hace solo un año o dos, ahora están surgiendo soluciones concretas”.

Organizaciones y soluciones como la Enterprise Ethereum Alliance, que favorece puentes de interoperabilidad como el Z-DAG, donde se combina  transacciones rápidas con los contratos inteligentes en Ethereum, o la INATBA, donde empresas como Kriptomat desarrollan aplicaciones que combinan blockchain e inversiones entre criptomonedas y stablecoins están mostrando que los pasos adecuados se están dando.

Aun así, las soluciones de interoperabilidad aún están a unos años de distancia, ya que se ha visto que este problema ha estado solucionándose desde 2017, cuando empresas de tres plataformas blockchain: Aion, ICON y Wanchain, anunciaron la creación de la Blockchain Interoperability Alliance.

Hazlo o muere

Puede ser un poco pronto para presionar el botón de pánico de que blockchain no alcance su potencial y luego desaparezca de los focos como una oportunidad desperdiciada, pero se están mostrando grietas.

En 2018, Cisco tomó solo 18 meses de investigación en blockchain para darse cuenta de que no había un futuro inmediato para su empresa en esta esfera y cerró toda su división.

“Tomará un tiempo para que muchos actores de mercados complejos se pongan al día”, dijo a CNBC Anoop Nanra, jefe de la iniciativa blockchain de Cisco.

Lo que debe lograrse puede que no sea una adopción a nivel completo y la relevancia operativa del blockchain este año, pero sin un avance importante, a final de año podrían saltar dudas sobre el verdadero lugar de esta tecnología.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta