Siempre alerta contra las plagas del hogar

Interesante

Sea la época del año que sea, indiferentemente del lugar que habites, siempre habrá un peligro acechando tu hogar: las plagas. Ya sea en la ciudad, en un barrio en las afueras o en una casa céntrica, las cucarachas o las palomas podrán invadir tu inmueble en cualquier momento. Ya sea en una casa de campo en las afueras o en una urbanización frente al mar, las hormigas, las termitas o las ratas querrán hacerte una visita de vez en cuando y, si se sienten cómodas, también querrán quedarse a vivir contigo.

Cada plaga tiene su época preferida para hacerse fuerte, reproducirse y conquistar el espacio que tú habitas. Las más comunes y, por tanto, con las que se debe estar siempre en estado de alerta, son las de las hormigas, cucarachas, chinches, termitas, moscas, roedores, arañas, mosquitos, pececillos de plata, pulgas, garrapatas, avispas y palomas.

Dependiendo de qué tipo de animal se convierta en plaga, afectará de una manera u otra a tu calidad de vida, bien con destrozos en tus enseres, como las termitas en la madera o las ratas en la instalación eléctrica, o bien afectando directamente a la salud de los inquilinos de la casa afectada, como ocurre en el caso de las enfermedades que transmiten los propios roedores, las cucarachas o las palomas.

Por estas razones, siempre es interesante conocer métodos efectivos con los que atajar el problema de la expansión de estos animales. Existen multitud de acciones que podemos acometer, pero ninguna será nunca tan efectiva como contratar los servicios de una empresa profesional de control de plagas y especialista en desinfecciones, como los especialistas en desinfecciones Albacete, más conocidos por su nombre comercial A tu salud ambiental.

Una empresa especializada en el control y eliminación de todo tipo de plagas, ya sea en entornos domésticos, industriales, comunidades, edificios públicos o en negocios de cualquier sector, como la referenciada, es sin lugar a dudas la mejor opción para acabar con la invasión de cualquiera de los animales que hemos relacionado al principio de este artículo.

En cualquier caso, pasamos a detallar algunos procedimientos caseros que pueden ser utilizados con total tranquilidad y seguridad para la defensa del hogar ante estos ataques, aconsejados para utilizarlo a la primera suposición de la existencia de una plaga, pues como ésta esté ya instalada, será muy complicado eliminarla sin la intervención de los profesionales y sus productos específicos.

El mejor método natural para evitar cualquier plaga

No hay nada mejor para evitar las plagas que prohibir su aparición desde el principio, y que sea además de forma natural. Aquello que se viene utilizando en cultivos orgánicos desde hace ya algún tiempo, puede trasladarse al hogar con total efectividad y con la motivación extra de estar decorando de forma hermosa y elegante todas las estancias.

Efectivamente, con una selección de plantas apropiadas, podremos mantener alejados de nuestro entorno a los animales más molestos y que son susceptibles de convertirse en plaga. La clave está en encontrar plantas con olores fuertes y repartirlas por toda la vivienda, lo cual conseguirá que se desorienten y den marcha atrás en su conquista del nuevo territorio.

Así mismo, el uso de flores vistosas distrae a los patógenos que, como norma común, buscan plantas menos visibles.

Algunas de las plantas más aconsejadas, ya sea por una u otra de las cualidades mencionadas, son; la caléndula, el ajo, el romero, el tanaceto, la menta, el tomillo, la salvia, el clavel del muerto, el cilantro, el geranio, la citronela, el hinojo, la capuchina, el ajenjo, la albahaca, la lavanda y el eneldo, entre otros.

Por otro lado, pero no menos efectivas, tenemos las barreras físicas que podemos instalar en nuestra vivienda, como pueden ser la colocación de telas metálicas en las ventanas, puertas y, en general, cualquier tipo de abertura dedicada a la ventilación del hogar. Igualmente, deberemos tener bien obstruidos, herméticamente cerrados, cualquier grieta, agujero o mínimo espacio por el que puedan penetrar desde el exterior. Tenemos que prestar especial cuidado para evitar la entrada de animales callejeros e impedir los nidos de palomas en los ventanales o azoteas, así como vigilar los contenedores de basura, el alcantarillado y usillos cercanos que se encuentren en la calle, avisando a los encargados del ayuntamiento en cuanto veamos algún indicio de plaga.

Y siempre, y en cualquier caso, mantener la higiene y la limpieza en el hogar, sobre todo en los lugares destinados al almacenaje de alimentos. También debemos conservar secos los alrededores de las tuberías e instalaciones de fontanería, taponando lo orificios de desagüe de lavabos y bañeras.

Por último, siempre hay que mantener cerrados en recipientes herméticos los alimentos y las basuras, evitando dejar éstas demasiado tiempo en el interior de las viviendas.

Comparte esto:

Deja un comentario