Todo lo que debes saber para darte de alta como autónomo

Interesante

Un negocio puede darte la oportunidad de vivir de un tema que te apasiona, y de ser así, hay que sacarle el máximo provecho.

Lo que ocurre es que a la hora de iniciarse en el mundo empresarial, surgen gran cantidad de dudas.

Pues bien, a continuación, daremos la respuesta a algunas de esas preguntas.

¿Cuándo hay que darse de alta?

Una de las primeras dudas es cuándo hay que darse de alta como autónomo. La respuesta es muy fácil, ya que si quieres que una actividad se convierta en un negocio, tienes que hacerte autónomo antes.

Todos los ingresos obtenidos tienen que ser declarados, puesto que aunque hay jurisprudencia que dice que se puede facturar sin darse de alta si lo que se gana no llega al salario mínimo interprofesional, en realidad hay un vacío legal al respecto y se puede recibir una sanción.

¿Qué trámites hay que realizar?

El alta como autónomo no es demasiado complicada, si bien es cierto que pueden surgir algunas dificultades.

Por ello, contratar a una gestoría puede ser lo más sencillo, ya que no cobrará demasiado por este trámite y sin embargo, puede ahorrar algunos quebraderos de cabeza.

Hay que tener en cuenta que es necesario darse de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, lo cual puede ser un poco dificultoso si no se está familiarizado con este tipo de gestiones.

¿Cuánto hay que pagar por la cuota de autónomos?

España es un país en el que, desafortunadamente, hay que pagar un precio algo por ser empresario. Así pues, la cuota mínima de autónomos queda establecida en 286,15 euros al mes en 2020.

No obstante existe la llamada tarifa plana de autónomos, por la que aquellos que no hayan estado dados de alta en este régimen durante los dos años anteriores, pueden pagar una cuota de tan solo 60 euros durante un año (que se amplía a dos años en algunas comunidades autónomas),  y durante un tiempo después, se irá aumentando esta cuota hasta llegar a la normal.

¿Qué impuestos de Hacienda hay que pagar?

Los autónomos tienen que pagar dos impuestos: el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que grava el consumo y se paga a través del modelo 303; y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que grava los ingresos obtenidos y se paga por el modelo 130.

¿Cómo hay que llevar la facturación?

Todo autónomo tiene que emitir facturas por todas las operaciones que realice en su actividad. Es importante conservar una copia de cada copia entregada y recibida.

Las facturas tienen que contener los siguientes datos: número, y serie en su caso; fecha de expedición; nombre y apellidos o denominación social, DNI o CIF y domicilio del emisor y el receptor; descripción de las operaciones realizadas; base imponible de cada actividad; tipo impositivo del IVA y retención del IRPF; cuota tributaria; importe total de la factura; fechas en las que se han realizado las operaciones, o recibido el pago (si se ha hecho de forma anticipada).

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta