Turismo náutico: la apuesta de este verano

Interesante

Una de las actividades más populares en la actualidad, puesto que viajar en barco permite disfrutar de unas increíbles vacaciones y conocer rincones llenos de encanto, con la mayor seguridad y respetando las medidas sanitarias establecidas a causa de la pandemia.

Ahora que ha llegado el verano, es habitual que muchas personas decidan organizar unas vacaciones para poder disfrutar con sus seres queridos y desconectar por unos días de la rutina. Hay que decir que España es uno de los países con mayor oferta turística de Europa y es por ello que, establecer una ruta y elegir cómo se va a viajar, en ocasiones, se puede tornar complicado.

Si bien es cierto, con la pandemia, las prácticas habituales han cambiado y ahora, los usuarios apuestan por tener unas vacaciones seguras y controladas. Es precisamente en este nuevo contexto que se presenta, donde los barcos cobran un especial protagonismo, sabiendo que son medios de transporte que permiten viajar sin problemas y que, además, ayudan a poder respetar todas las medidas y restricciones.

Tras la llegada de la Covid-19 al país, el turismo náutico está tomando pulso, convirtiéndose en la actualidad en una de las mejores opciones para pasar unas vacaciones en España o en los países vecinos. De hecho, durante estos meses, el servicio de alquiler velero ha sido muy demandado, al igual que de otras embarcaciones para poder navegar por todas las aguas que bañan la Península y adentrarse en los rincones más profundos y sorprendentes.

Sabiendo de la popularidad de esta actividad, hoy en día son muchas las empresas que España que ofrecen este tipo de servicios, si bien, entre todas ellas, hay que destacar a Nautal. Se trata de la empresa líder de alquiler de barcos en el país, puesto que ofrece una amplia flota para poder ir a cualquier destino que se desee. A día de hoy, ofrece más de 1.000 lanchas y veleros, unos 400 yates y motos de agua, entre otras embarcaciones.

El auge del turismo náutico

Lo primero que hay que decir al respecto es que el turismo náutico siempre ha tenido una gran aceptación, puesto que es una actividad muy placentera y emocionante, que permite conocer numerosos rincones realmente escondidos.

En cualquier caso, hay que decir que, con la llegada de la pandemia, la demanda del alquiler de embarcaciones ha aumentado notablemente y es que son muchas las ventajas que proporciona.

Así, es importante mencionar que contar con un barco se traduce en poder navegar y viajar tan solo con las personas que se quiera, por lo que la seguridad estará mucho más controlada en lo que se refiere a los contagios.

También hay que decir que la mayoría de estas embarcaciones están dotadas con el equipamiento adecuado para poder dormir en ellas y así pasar varias jornadas en alta mar.

Y claro está, el turismo náutico tiene un cierto beneficio en cuanto a salud mental, ya que, tras los meses de confinamiento y las posteriores restricciones, no está de más tener la posibilidad de respirar aire puro y desconectar dentro de un entorno 100% natural y relajante.

¿Qué rutas se pueden hacer en barco?

Como no podía ser de otra manera, la parte norte de España es una de las mejores zonas para llevar a cabo esta actividad. De hecho, el alquiler barco Galicia es bastante popular, sabiendo que la Comunidad Autónoma cuenta con un gran número de playas, calas y otros rincones dignos de conocer.

Así, con una embarcación, se podrá llegar hasta las calas maravillosas de Castrillón en Laxe, Lagoelas en Cangas o Ribeira de San Cristovo en Ferrol. Pero también permite relajarse en playas de La Coruña, como las famosas Riazor o Razo; en Lugo, con la playa de Esteiro o de Covas; y como no, la increíble playa de Las Catedrales en Ribadeo.

Además del turismo nacional, los barcos favorecen el poder pegar el salto hasta países vecinos. Sin ir más lejos, con una buena embarcación se pueden hacer rutas sorprendentes hasta Portugal. Si se toma como punto de partida el sur de España, uno de los mejores recorridos es el que pasa por Sevilla, Rota, las playas vírgenes de Huelva, Tavira, Faro, Albufeira, Alvor y Lagos.

Y si se sale desde la parte central de la Península, lo ideal es hacer la ruta de Arribes de Duero, desde Salamanca pasando por el Parque Natural do Douro Internacional, así como el Valle del Águila y Villardiegüa de la Ribera.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta