Uno de los ocho religiosos homenajeados en la placa que retiró por error el Ayuntamiento de Madrid estudió en Caudete

Cultura

Los ocho religiosos carmelitas homenajeados en la placa del Cementerio de Carabanchel que retiró por error el Ayuntamiento de Madrid, tenían una edad comprendida entre los 18 y 23 años.

Procedían del convento El Carmen de Onda (Castellón), integrado en su mayor parte por estudiantes, novicios y religiosos jóvenes, unos treinta. Milicias vinculadas al Frente Popular llegaron en la madrugada del 27 de julio de 1936, nueve días después del comienzo de sublevación del ejército franquista, y ordenaron el desalojo del edificio, que posteriormente fue saqueado e incendiado.

En dicho saqueo fueron asesinados doce religiosos, pero otros, entre ellos los ocho que homenajea la mencionada placa, fueron conducidos a Valencia, y de ahí emprendieron el viaje hacia Madrid.

Cuando llegaron a la estación de Atocha, sufrieron insultos y amenazas. Eran los días de mayor persecución contra los clérigos en toda España, muy especialmente en Madrid, donde el golpe militar había fracasado. Los prisioneros fueron conducidos a varias casas. Algunos del grupo consiguieron escapar mientras los llevaban de un sitio para otro. Al pasar los días y comprender el destino que les esperaba, los religiosos hicieron llegar mensajes de ayuda a algunos dirigentes políticos, pero éstos prefirieron no intervenir. Tras una angustiosa espera, en la noche del 18 de agosto fueron conducidos hasta el cementerio de Carabanchel, donde fueron fusilados en una tapia.

En 1960 se abrió la causa de beatificación de los mártires carmelitas, que fue aprobada en Roma 32 años después. Fueron beatificados en 2013, junto a otros 522 mártires de la persecución religiosa en España.

Los nombres de estos ocho sacerdotes son Fray Ángel Sánchez Rodríguez, Fray Ángel Reguilón Lobato, Fray Bartolomé Andrés Vecilla, Fray Francisco Pérez Pérez, Fray Aurelio García Antón, Fray Adalberto Vicente Muñoz, Silvano Vilanueva González y Fray Daniel García Antón.

Fray Daniel García Antón, al igual que su hermano Aurelio, nació en Navacepeda de Tormes (Ávila) el 11 de diciembre de 1913. Su vocación creció en torno al Santuario del Henar, donde estableció una fraternal amistad con los padres carmelitas. Cuando tenía cumplidos 14 años, comenzó a estudiar en el seminario menor de Villareal y profesó en 1930 en Onda (Castellón). Quería llegar a ser sacerdote, y marchó al municipio de Caudete (Albacete), donde estudió Filosofía. Allí la Orden tenía una casa para novicios y una importante biblioteca. El 27 de julio de 1936 fue arrestado, y le quedaban solo unos días para ordenarse cuando fue asesinado.

Fuente: lainformacion.com

 

religiosos2

religiosos1

La foto número 8 corresponde a Fray Daniel García Antón

Comparte esta noticia:

- | | |

Deja un comentario