SOBRE EL USO DEL “MUSEO DE ACUARELA RAFAEL REQUENA”

adjuntos_fichero_54540_9c7277acc7d22c7e[1]¿De verdad que en todo Caudete no hay otro espacio cultural que el Museo de Acuarela Rafael Requena para realizar todas las actividades que en él se desarrollan?

¿Será posible que no haya caído nadie en la cuenta de que las obras allí expuestas se están sometiendo a una contaminación ambiental lesiva para las mismas por cambios constantes de luminosidad, temperatura o posibilidad de daños directos e inmediatos en la propia estructura de las obras?

¿Cómo no se está preservando este museo como la “joya de la corona” del conjunto de centros y espacios culturales que Caudete, con legítimo derecho, pretende conseguir?

Durante los meses transcurridos en  lo que llevamos de año, a través de las informaciones que publica Caudete Digital, no ha dejado de llamarme la atención la cantidad de actos de todo tipo que en este museo se realizan. Tan es así que llegué a recopilar el número y tipo de actividades en este espacio realizadas desde octubre del pasado año hasta hace muy pocas fechas y, de verdad, sin necesidad de cuantificarlas, llama la atención que semana si, semana no, y a la vuelta todas, allí se halla celebrado cualquier tipo de acto, desde el  Pleno Municipal de Constitución de nuevo Ayuntamiento e Investidura de Alcalde (abarrotado de gente y con todo el museo medio desmontado) hasta actividades lúdicas infantiles como lo que creo que se denominaba “¿Te cuento un cuento?” con todo el museo repleto de niños y mayores y mesas y sillas pegadas a las paredes, y por ende a los cuadros, sosteniendo todo tipo de prendas de abrigo, cajas, murales, etc. y en muchos casos con cuadros descolgados una y otra vez de su ubicación habitual.

No quiero puntualizar a nadie ni a ningún tipo de asociación como usuarios descuidados del espacio de este museo, y seguro que todos han puesto su máximo celo en preservarlo de cualquier daño, pero creo que estarán conmigo en que prácticamente la totalidad de actos que aquí se vienen celebrando no son los más adecuados para que los albergue un museo de pintura. Aquí, nunca mejor dicho, “más vale prevenir que curar”.

Me he decidido a escribir estas líneas hoy cuando he leído en Caudete Digital que, mañana miércoles día 8, en el Museo de Acuarela Rafael Requena se va a presentar un libro de mi estimado y conocido José Fernando Domene sobre el origen y la evolución de las fiestas de moros y cristianos, asunto éste que a tanta gente nos apasiona. Aprovecho desde aquí para felicitarlo por la publicación de esta obra y le deseo un rotundo éxito en su comercialización.

Pero hablando de fiestas de moros y cristianos y de museos, bien valga este artículo para su primera intención de  preservar de uso inadecuado y dignificar nuestro Museo de Acuarela Rafael Requena, a la vez que para animar a la creación del Museo sobre las Fiestas de Moros y Cristianos de Caudete que amplíe de manera sustantiva nuestra oferta cultural en uno de los aspectos en los que por tradición y arraigo más se puede distinguir nuestra localidad.

Gaspar Albertos.

 


Comparte esto:
Share
Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


5 Respuestas a SOBRE EL USO DEL “MUSEO DE ACUARELA RAFAEL REQUENA”

  1. Este problema ya se lo comenté a las autoridades pertinentes en los últimos años de gobierno socialista, y a los gobiernos sucesivos, no es un problema nuevo, y de seguir así, creedme que nos quedara un bonito papel de fumar laminado de aquí a 20 años, pero al parecer le tienen todos amor a esa sala, excusas me han puesto mil, que si no hay otro sitio, que si la acustica, que si el recogimiento, que si no, no entra nadie a ver la sala, (que esta ultima, lamentablemente es cierta, y al centro de interpretación de patrimonio, mejor ni lo nombro), yo como profesional en el tema ya estoy cansado de repetirlo, si fuese Velazquez no pasaría esto, pero siempre hay clases y clases, así que querido amigo, me temo que pasará lo mismo que con el paso, Villa Isabel y la inmensidad de yacimientos que hay en Caudete, se los llevará el viento.

  2. Hombre, es verdad que las actividades permiten dar a conocer más la obra de Requena, pero yo sigo opinando que no es el lugar adecuado para dar charlas o celebrar otro tipo de eventos. La pintura es bastante sensible a la humedad y a los cambios de temperatura, y el hecho de que a veces se congregue bastante gente, durante una o dos horas, cargando el ambiente, no es bueno. Pero, como dice Gaspar, tener el museo como sala polivalente, que vale para casi todo, tampoco me parece apropiado, puesto que tiene entidad e importancia suficientes como para que se dedique en exclusiva a su cometido, que es albergar la obra de Rafael Requena.

    Ni que decir tiene que nadie duda de la profesionalidad del personal de la Casa de Cultura, pero ellos mismos han comentado alguna vez que sería mejor disponer de otro lugar más apropiado para todas estas actividades.

    Eso sí, mientras no se tenga otro local, es preferible que se hagan allí a que no se hagan.

    ¡¡Saludos!!

  3. arturhito dice:

    Yo creo que los responsables del Museo son lo suficiente profesionales y cuidadosos que no exponen los cuadros a un mal trato
    Tal y como está escrito el artículo de opinión de Gaspar, parece que el Museo, se monta y se desmonta, descuidando los cuadros cada vez que se hace allí cualquier actividad, sinceramente conociendo al personal de la Casa de Cultura y el cariño y cuidado que tienen hacia el museo, no creo que se haga allí nada que exponga los cuadros a un deterioro.
    Ignoro si este uso que se le da al museo daña los cuadros, yo diría que no, porque si así fuera, hacía ya mucho tiempo que allí no se haría absolutamente nada, salvo observar la magnífica obra de Rafael Requena.
    Por otra parte abrir el museo para estas actividades, también da la posibilidad de admirar los cuadros allí expuestos a mucha gente que si no fuera por estos actos ni se asomarían por el museo.
    En una cosa si estoy de acuerdo, hace falta un espacio, amplio, pero no muy grande para muchas de las actividades que se hacen en Caudete, como charlas, presentaciones, etc.

    • Los responsables de la casa de cultura, me consta que tratan las obras con suma delicadeza, y no son ellos los que ejercen el posible deterioro sobre las obras, el problema viene con algo tan cotidiano como la temperatura y humedad, el papel de acuarela es uno de los materiales pictóricos mas delicados a la hora de conservarlo, debido a que esta hecho de algodón, y este es un material sensible a la temperatura y la humedad, lo que hace básicamente que modifique su tamaño, o a ti no te ha pasado nunca que después de meter una camiseta de algodón a la lavadora a encogido, pues en este tipo de papel sucede exactamente lo mismo, pero a escala microscópica, puede parecer que no es nada pero tras años de este estrés al papel, termina laminándose o en el mejor de los casos arrugándose, y entonces, ya tiene mala solución (aunque la tiene) el mayor problema de esta sala es que durante los eventos en invierno, la gente llega de la calle donde hace frío, entra en la sala, que obviamente esta climatizada y empieza a emanar humedad de su cuerpo por el contraste de temperatura y esa humedad evidentemente la absorbe el algodón lo que provoca que se hinchen las fibras, al finalizar, todo se cierra y se apaga, lo que hace que la sala se enfríe, y las fibras vuelvan a encogerse, y lo mismo en verano, afuera hace calor, y dentro frío, de nuevo condensación, y vuelta a empezar, esto, que parece una tontería, hace que peligren las obras, no hoy ni mañana, pero si esto sigue así, yo no le doy ni 20 años.

  4. Completamente de acuerdo. Alguna vez ha habido algún tímido intento para evitar llevar a cabo actividades en el Museo, pero no se han concretado finalmente. Creo que es una cuestión importante, y se tendría que hacer algo al respecto.

Deja un comentario

Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles