ciega caudete digital

Varios miembros del Centro Excursionista Caudete han realizado la imponente Travesía Garma Ciega Se trata del segundo sistema más grande de España y uno de los más grandes de Europa

Deportes

Del sábado 15 al lunes 17 de julio, cuatro miembros del Centro Excursionista Caudete han realizado la Travesía Garma Ciega, el segundo sistema más grande de España y una de las formaciones kársticas más grandes de Europa.

Los componentes de la expedición fueron Sergio Medina, Manuel Clemente, Jonás Tecles y Petro Medina.

Crónica de la travesía

«Llegamos a Cantabria el sábado, donde para calentar para la gran actividad prevista, hacemos la Travesía de Ojancano – Anjana, muy espectacular y con un tramo acuático. Fue muy divertida y corta, ya que tardamos unas 2 horas en hacerla entera.

Después de la preparación que llevamos haciendo de cuevas y simas, llegó el momento de adentrarse en el segundo sistema más grande de España. Se trata del Sistema del Mortillano, segundo sistema kárstico de mayor longitud de España y uno de los mayores de Europa, con 146,5 Kms. de galerías.

Nos preparamos para entrar a las 10 de la mañana por Garma Ciega. Es impresionante la grieta que se encuentra en lo alto de la montaña, ya que te quedas sin palabras cuando lo ves.

Actividad espectacular

Empezamos a hacer rápeles y más rápeles… y todo esto gracias a la Fundación Espeleosocorro Cántabro, ESOCAN, que había instalado en fijo las entradas de Garma Ciega y Cellagua unos días antes de la celebración del campamento internacional, así como un vivac en la Sala de los Titanes para 10 personas.

Bajamos a -500 m. de rápeles hasta llegar a la Sala los Titanes, donde comimos algo para luego partir hacia el sifón terminal a -930 m.

Un largo trayecto de bajar y subir montañas, trepadas, destrepes, salas gigantescas que la vista ni la iluminación llegan a alcanzar por completo… Pasadas unas horas llegamos al cañón donde ya no pudimos seguir, porque había que nadar un poco y no queríamos mojarnos, puesto que teníamos que dormir, y al día siguiente remontar el cañón de Cellagua y subir el sumidero.

Parte final

Al día siguiente, nos levantamos, desayunamos y nos preparamos para hacer toda la travesía por el cañón de Cellagua y llegar hasta la base Los Pozos. En este trayecto, pasos cortos pero muy estrechos, rampas deslizantes en anchas galerías, cuerdas ascendentes, numerosos pasamanos, cornisas acrobáticas, meandros retorcidos, meandros estrechos y húmedos, pequeños pozos con cascada, zonas encañonadas y atléticas, galerías fósiles de gran tamaño, ríos tranquilos y arenosos, zonas inundadas y profundas… y finalmente llegamos a la base de Los Pozos de Cellagua, donde ya nos quedan ascender 240 m. de pozos, todos con agua y algunos totalmente volados.

Una maravilla de actividad. Hay que estar totalmente preparado y saber bien lo que haces para completarla.

Salimos al exterior a las 18 horas, después de pasar dos días completos dentro de la cavidad».