Ventajas de renting frente a la compra de vehículos

Interesante

El renting de coches ha sumado adeptos en los últimos años, crece constantemente en el mercado por las muchas ventajas que ofrece, las cuales no han pasado desapercibidas por los consumidores. Multitud de compradores se han pasado al sistema de renting de coches en lugar de adquirir un vehículo por el método de compra convencional

La forma de adquirir servicios y productos de consumo ha cambiado mucho en las últimas décadas, y continúa haciéndolo. Un simple ejemplo pueden ser las plataformas digitales, como Netflix o HBO, donde se disfruta de un servicio todo incluido a cambio de una mensualidad. Lejos quedó la época de ir al videoclub a alquilar las películas que se querían ver.

Algo muy parecido ocurre en el ámbito de los vehículos, el renting para particulares es la alternativa similar a la compra de un automóvil en propiedad, pero con muchas más ventajas. Esta modalidad permite disfrutar un coche con todo incluido, sin preocupaciones, a cambio de una cuota mensual fija. En Renting Finders, la empresa líder en el sector, su servicio incluye aspectos como el seguro a todo riesgo del coche, las revisiones mecánicas del vehículo, el cambio de neumáticos, la reparación de las averías, los impuestos y la ITV. Siempre con las mejores ofertas, aquí encuentran los consumidores los precios más baratos, adaptados a todos los bolsillos.

Disfrutar de un coche nuevo sin entrada

No todos los ciudadanos pueden permitirse la compra de un coche nuevo por el pago inicial que implica, cada vez menos. Sin embargo, con en el renting de coches, se hace posible acceder a un vehículo nuevo sin entrada y sin esperar a que la financiación sea aprobada.

Mantenimiento incluido

Esta es una de las ventajas que más destacan los usuarios de renting de coches. En la cuota que se paga mensualmente quedan incluidas todas las tareas de mantenimiento recomendadas por el fabricante. Aunque el vehículo sea completamente nuevo, adquiridlo con la fórmula del renting no exime de la obligación de llevar a cabo las revisiones periódicas o de sufrir alguna avería. Con este sistema el cliente no tendrá que preocuparse por nada, ya que tanto las revisiones como las reparaciones están incluidas en el contrato, ahorrándose preocupaciones por fechas y costes.

Seguro a todo riesgo

Pocas cosas ofrecen más tranquilidad cuando se conduce un vehículo que contar con un seguro a todo riesgo. Este tipo de póliza incluye no solo los daños ocasionados a un tercero en un accidente del que se es responsable, sino también los posibles daños ocasionados el vehículo propio, una garantía de que el vehículo que se conduce siempre estará en perfecto estado.

El usuario nuevamente se despreocupa totalmente de este aspecto, tanto de las coberturas que incluye como de tener que renovarlo cada año, ya que todo está incluido en el contrato de compra de un coche por renting.

Cambio de neumáticos

Al igual que ocurre con el seguro, el cliente de este servicio no tiene que preocuparse de los neumáticos. Cuando se supere el número de kilómetros establecidos en el contrato, se hará el cambio de todas las ruedas sin coste adicional. Estas siempre serán sustituidas por gomas de primeras marcas sin que implique pagar más de los estipulado en la cuota mensual.

Contratos a medida del cliente

Gracias al exquisito servicio de atención al cliente con el que cuenta Renting Finders, el consumidor estará asesorado en todo momento para que contrate realmente aquello que necesita. De este modo, durante todo el proceso estará recibiendo el mejor asesoramiento posible para elaborar un contrato totalmente hecho a su medida.

Tranquilidad total

Todos estos aspectos van sumando en la tranquilidad. El usuario no tiene que preocuparse de nada. Ni reservar cita en el taller, ni pagar impuestos (matriculación o circulación), ni cambio de neumáticos, ni seguro… Todo está incluido en el contrato de Renting Finders e incluso en ocasiones se pueden añadir servicios adicionales, como puede ser un vehículo de sustitución. La tranquilidad que estos servicios proporciona no tiene precio, más aún en un mundo en el que la presión y el estrés están siempre al acecho.

Al final del contrato, se puede renovar o comprar el vehículo

Otra gran ventaja más de la que disfrutan los clientes de renting es la posibilidad de elegir qué hacer una vez que finaliza el contrato.

Habitualmente, estas estipulaciones tienen una duración de entre 48 y 60 meses. En ese momento, el cliente puede acogerse a tres opciones respecto al vehículo.

En primer lugar, puede pagar la última cuota, devolver el vehículo y finalizar la relación contractual.

En segundo lugar, puede optar por renovar el contrato y cambiarlo por un coche nuevo. Aquí se plantean dos opciones, continuar con el mismo modelo o cambiar a otro que se adapte mejor a sus nuevas circunstancias si estas han cambiado; aumento de la familia, trabajo…

Por último, el cliente puede optar por llevar a cabo la compra del coche. En este caso, se abonará la cantidad que se estipuló a la firma del contrato y el cliente podrá seguir disfrutando del mismo vehículo, pero ahora como propietario.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta