Ventajas del control parental en las redes

Interesante

Internet y las redes sociales han supuesto un cambio drástico en el uso de la tecnología para toda la sociedad. Las ventajas de comunicación y conectividad son casi infinitas, pero también los riesgos se han multiplicado, en especial para los niños.

Cada día, nuestros hijos están en situación de acceder a contenidos poco apropiados para ellos o, lo que es peor, se exponen a ser contactados por personas cuya identidad ellos mismos desconocen, y cuyas intenciones no siempre son legítimas. Es un riesgo real al que son vulnerables por su escasa experiencia vital, entre otras cosas.

También sabemos que los trabajadores de las empresas están contratados para realizar determinadas tareas, y no otras. En multitud de casos, se ha demostrado que algunos trabajadores dedican una parte importante de su tiempo en tareas que no son propias de su trabajo: navegar por Internet con fines personales, utilización de correo electrónico privado, etc. Al final, esto se traduce en muchas horas perdidas que la empresa paga por nada.

Todos estos problemas se pueden solucionar utilizando herramientas apropiadas, como mSpy. Esta innovadora herramienta ofrece un control total sobre los teléfonos móviles de nuestros hijos, o de nuestros empleados. Se trata de una herramienta legal, puesto que los trabajadores son avisados de antemano de que los dispositivos de la empresa van a estar monitoreados.

La herramienta se instala en nuestros dispositivos y puede funcionar mostrando un icono, avisando del monitoreo, o sin icono, de forma transparente al usuario. El propietario de la herramienta dispone, una vez instalado el software, de un panel de control, a través de un navegador de Internet, en el que podrá observar toda la actividad de sus hijos: chats, correo electrónico, navegación,… Puede elegirse qué controlar, y qué no.

El diseño de la aplicación hace que su uso sea fácil e intuitivo, y cualquiera puede aprender su funcionamiento en poco tiempo. Además, dispone de servicio técnico para resolver las incidencias que puedan surgir.

Ejercer un control parental sobre nuestros hijos es una forma de protegerlos, en especial ante actividades sospechosas, como contactos desconocidos que tratan de ganarse su confianza. Hay muchos perfiles falsos en redes sociales que tratan de contactar con menores con fines delictivos, y la prevención es la mejor herramienta para frenar estas conductas indeseables.

Casi todo en la vida tiene aspectos positivos y negativos, y la tecnología no podía ser menos. En el maremagnum de Internet se puede perder con facilidad el control sobre nuestros hijos, pero también la tecnología nos ofrece herramientas como la descrita que nos pueden ayudar para protegerlos. Es cuestión de ponerse manos a la obra…

 

Deja una respuesta