Violencia de género: un creciente fenómeno social

Interesante

La violencia de género es una de las lacras de la sociedad de hoy y, desafortunadamente, una de las formas de violencia más habituales, de la que hasta hace poco casi nadie se atrevía a hablar. Hoy en día, en cambio, son muchos los cursos y las iniciativas que ofrecen formación y consejos sobre este tema.

Para combatir la violencia contra las mujeres y evitar que cada año la cifra de las víctimas continúe aumentando, es imprescindible conocer el fenómeno, entender cómo se puede detectar y poner en práctica acciones para prevenirla.

¿Qué es la violencia de género?

La violencia de género se manifiesta con actos violentos de un hombre contra una mujer. Golpes, amenazas, insultos, humillaciones, privación de la libertad y control sobre la toma de decisiones son algunas formas en que se manifiesta la violencia de género. Los maltratos a la mujer no provienen únicamente de su pareja: el padre, los hermanos, los hijos, los compañeros de trabajo y los amigos pueden causarle también graves daños físicos, emocionales, sexuales y psicológicos.

La violencia de género no es algo nuevo, ya que desde hace siglos las mujeres han sido víctimas de todo tipo de maltratos, por eso es importante crear conciencia en la sociedad actual para evitar que eso siga ocurriendo en las generaciones futuras. Además, es necesario sensibilizar la opinión pública y ayudar a los mil doscientos millones de mujeres que actualmente están siendo víctimas de la violencia de género en todo el mundo.

Formas de violencia contra las mujeres

La violencia de género no se refiere solo a los maltratos físicos, ya que existen muchas otras formas de violencia que causan graves daños emocionales y mentales en las mujeres. La mayoría de las mujeres no sabe que está siendo víctima de violencia de género. Si un hombre te insulta, humilla, menosprecia, discrimina, ofende, intenta controlarte, hace insinuaciones sexuales o te niega oportunidades de trabajo por ser mujer… eres víctima de violencia. La primera forma de violencia es el maltrato verbal, que muchas veces no se considera como algo que puede causar problemas más graves y acabar en tragedia.

La desinformación que hay sobre el maltrato verbal evita que las mujeres denuncien a sus agresores. Como explica la revista de Babbel en sus páginas dedicadas a la relación entre sexismo y lenguaje, es muy importante aprender a identificar todos los tipos de maltrato que implica la violencia de género, empezando por la violencia verbal contra las mujeres, para que se puedan combatir más eficazmente.

Violencia de género en tiempos de pandemia

Desde que la Organización Mundial de la Salud declaró pandemia por COVID-19, millones de personas se han visto obligadas a permanecer en confinamiento, para evitar que el virus siga propagándose. Lamentablemente, durante estos meses la cantidad de víctimas de violencia de género no ha parado de aumentar: Argentina, Alemania, Canadá, Chipre, Estados Unidos y Singapur son algunos de los países donde las denuncias por violencia doméstica y las solicitudes de refugios para las mujeres han aumentado más de un 25 %. Esto se debe a que las mujeres permanecen más tiempo del habitual encerradas en casa con sus agresores, lo que aumenta las probabilidades de ser maltratadas frecuentemente.

Aparte de la violencia doméstica, las mujeres han sufrido otros tipos de maltratos durante la pandemia, como por ejemplo el revenge porn, una forma de ciberviolencia sexual y los despidos laborales masivos.

Cómo prevenir la violencia de género

La mejor herramienta para prevenir la violencia de género es la educación.

En primer lugar en familia, ya que es ahí donde se enseñan los valores. Es necesario que los padres enseñen a sus hijos que no deben existir los estereotipos sexistas. Un hogar en el que exista igualdad, donde no hayan roles de género entre los padres y no se permitan comentarios o bromas machistas, es una excelente herramienta para combatir la violencia de género, ya que los hijos siguen el ejemplo que se les da durante su crecimiento. Es muy importante mantener una buena comunicación con los hijos, estar atentos a lo que ven en internet o escuchan de otras personas, responder siempre a sus preguntas y desmontar prejuicios que hagan otras personas. De esta manera podremos construir una sociedad más justa y sin violencia.

 

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta