Y DALE PERICO AL TORNO

Gaspar Albertos

Ahora, dos para ti y dos para mí.

¿Qué hay detrás de esto?

Yo no sé hasta dónde llegan las luces largas de Ciudadanos, pero en todo caso por deficientes que estas sean lo cierto es que sus conductores no se ven ni la punta de la nariz.

Esta política de poner precio a la formación de gobiernos municipales o autonómicos con regateo por aquí, pago a plazos por allá, ahora me voy a comprar “ahí enfrente” y nunca pago al contado, porque en ningún sitio relevante ha sido primera fuerza política, le va a suponer un lazo al cuello en forma de electorado del centro-derecha del que se alimenta que cuando se deslice le va a asfixiar hasta llevarle al ostracismo.

Decía en mi anterior artículo que Ciudadanos se había marcado antes de estas últimas consultas electorales dos líneas rojas que decía que no iba a traspasar: negociar nada con Vox ni con el PSOE y que su socio preferente sería el Partido Popular, entendiéndose así que con aquellas líneas rojas, por preferente, único. Bueno, pues parece ser que ninguna de las tres premisas va a cumplir.

En Andalucía donde parece que salvan el tipo porque Vox no forma parte de aquel gobierno autonómico, acaban de tragarse el sapo con severas exigencias por parte de este partido en el contenido de los presupuestos andaluces.

Sin salir de esta comunidad, en Málaga van a apoyar al alcalde del PP, Francisco de la Torre, que lleva casi veinte años en el cargo y en cambio en Castilla y León, bajo la exigencia de que dos alcaldes de capital de Provincia, Burgos y Palencia, por llevar ocho años o más en el cargo, han de dejar de serlo para que lo sean los cabezas de lista de Ciudadanos que cuentan con 5 y 3 concejales sobre un total de 27 y 25 respectivamente. Ah, y saldrán elegidos con el indispensable apoyo de Vox.

Y para rematar el despropósito, lo que era una línea roja frente al PSOE, en Castilla la Mancha se convierte en un acuerdo con éste para lograr la alcaldía en veinte localidades siendo las más significativas las de las capitales de provincia de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara. En los dos primeros casos negociando el puesto de alcalde dos años para cada uno de los dos partidos y en el tercero a cambio de un primer teniente de alcalde para Ciudadanos.

En Albacete, incluso sin que sea necesario el concejal obtenido por Vox, donde logran la mayoría absoluta sólo entre PP y Ciudadanos, opta por el acuerdo con el PSOE. En Ciudad Real, aunque necesario también un concejal de Vox, optan también por el acuerdo con la izquierda. Y en Guadalajara, donde también suma con PP y Vox, se apunta a que le sea concedido por el PSOE un puesto de primer teniente de alcalde con sus 3 concejales sobre 25.

Deseo y espero que entre esas otras diecisiete localidades castellano-manchegas en las que Ciudadanos está dispuesto a “tocar poder” a base de incumplir su palabra, no se encuentre una población que conozco bastante en la que Ciudadanos con un solo concejal sobre 17, y con el Partido Popular rozando la mayoría absoluta, se podría postular como alcaldable recibiendo el apoyo no sólo del PSOE sino también de Podemos y de un grupo centrista independiente. Atiendan a la ensalada.

Si en las capitales manchegas mencionadas va a suponer un verdadero galimatías la aplicación de unos u otros programas políticos por los caprichos de Ciudadanos (¿o se cambian cada dos años esos programas?), (¿o no se van a parecer en nada a los que apliquen los alcaldes de Ciudadanos castellano-leoneses?) no quiero ni imaginar lo que sería la acción de gobierno en esa población castellano-manchega que es la primera en la que amanece en toda la región.

No oculto su nombre tanto como Don Miguel de Cervantes en El Quijote con aquel “…de cuyo nombre no quiero acordarme” con lo que logró el hito de que nadie haya sabido nunca a qué localidad se refería.

Y de última hora, en Madrid también Ciudadanos ha propuesto la figura del 2×2 para el ayuntamiento. Pero bueno, sólo esto puede dar para un nuevo artículo.

Gaspar Albertos.

Comparte esta noticia:

Deja un comentario