El alcalde de Caudete y el presidente de la Asociación Valencianista fueron los encargados de entregar ‘Les Claus del Regne’

El pasado día 28 de julio más de medio centenar de personas se daban cita para cenar y homenajear a personas que han defendido la valencianía, la cultura y la historia de Caudete. En este caso, los premiados fueron, a título póstumo, Don Jesús Sánchez y Don Andrés Bañón.

Durante el acto se entregó también un pequeño detalle a la escuadra de Moros Ali Ben Yusuf, como agradecimiento por su colaboración con la Visita de la Fallera Mayor de Valencia 2016, la señorita Alicia Morenos Morales, en las pasadas fiestas de Moros y Cristianos.

Al evento acudieron directivos de la Asociación Cultural Valencianista de Caudete, alcalde, concejales, asociaciones festeras, religiosas e históricas, socios, vecinos y los familiares de los homenajeados.

El primero de los homenajeados fue Don Jesús Sánchez Díaz, y recogió el premio, emocionado, su hijo Don Mateo Sánchez, quien indicó que «Todos los caudetanos estamos en deuda con él, y un modo de mostrarle nuestro agradecimiento es mantener encendida la llama del amor por nuestro pueblo, trabajar por ahondar en el conocimiento de su historia y conservar los variados tesoros de nuestro patrimonio».

Don Jesús formó parte durante algún tiempo de la Corporación Municipal como concejal. Fue nombrado Cronista Oficial de la Villa en 1956 y nunca olvidó el pasado valenciano de Caudete. Fue miembro de pleno derecho de lo Rat Penat en Valencia, una sociedad cultural valenciana, históricamente dedicada a la promoción, defensa, enseñanza y difusión de la lengua y cultura valenciana desde 1878. En 1981 falleció en Alicante.

El ayuntamiento de Caudete le distinguió a título póstumo en el año 1996 con la concesión de la Cierva de Caudete. Así mismo, le han dedicado una calle en la zona de expansión de las Jornetas.

El siguiente premiado era Don Andrés Bañón, de quien la presentadora dijo que «No hay regla ni medida que puedan cuantificar el grado de caudetanía que se puede tener, pero si lo hubiera, el siguiente protagonista estaría, sin duda, entre los caudetanos más sobresalientes. Era caudetano hasta la médula desde el 9 de noviembre de 1924, cuando nació. Ya desde pequeño sintió curiosidad por la cultura y la historia de Caudete, afición que se fue convirtiendo en pasión». Recogió el premio su mujer, Doña Dolores Graciá, emocionada por el reconocimiento.

Don Andrés fue uno de los artífices de la fundación de la UNION NACIONAL DE FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS (UNDEF). En 1978 fue mantenedor/pregonero de las fiestas de Petrel, así como en los años 1979 y 1980 de Bañeres y Novelda, respectivamente. Ingresó en lo Rat Penal en 1979, y en el mismo año en la Asamblea de Cronistas del Reino de Valencia. En 1979 fue premiado con la Medalla de Bronce del Excelentísimo Ayuntamiento de Valencia, por contribuir en buena parte a despejar cerriles conceptos sobre la concesión por Franco de la Franja Azul de la Señera. Fue cronista oficial de la Villa desde 1981, tras la muerte de don Jesús Sánchez, y hasta 2015. Fue Secretario Municipal durante tres ocasiones.

Organizó diferentes viajes desde la Dirección General de Cultura de la Comunidad Valenciana para las escuelas de Caudete, para que los niños pudieran conocer el Palacio de la Generalitat, La Lonja, El Puig o el Palmar. En 1984, el Muy Ilustre Ayuntamiento de Caudete le homenajeó, y el Grupo de Acción Valencianista le otorgó el Busto de Jaime I El Conquistador. En 1995, en un solemne acto, recibió el título y la medalla de Académico correspondiente de la Real Academia de Cultura Valenciana.

Escribió el libro con título “Caudete, pérdida de sus fueros en el Reino de Valencia”, donde relataba con tristeza tras años de trabajo, el expolio y la represión que sufrió Caudete con su destierro, y que dura hasta nuestros días. También escribió el libro “1707-2007 Capdet, la joya furtada”; o su último libro, titulado “El pleito de los Alhorines 1482”, que está dedicado a la investigación y difusión histórica de unos hechos que siguen suscitando interés entre los caudetanos.

En cada ocasión que tuvo proclamaba nuestro pasado glorioso en el Reino de Valencia y desgranaba con orgullo uno a uno todos los títulos, privilegios y prebendas concedidos a Caudete en sus siglos de gloria. Entre 1977 y 1981, coincidiendo con los primeros años de democracia y la creación de las comunidades autónomas y los estatutos autonómicos, nuestro homenajeado intentó que Caudete se reincorporara a la Comunidad Valenciana, perteneciente al Antiguo Reino de Valencia, reuniéndose en diferentes ocasiones con los máximos responsables del gobierno de la Comunidad Valenciana y realizando una campaña de recogida de firmas que fueron presentadas al Consell.

Nos dejó un 23 de febrero de 2015, pero sus escritos nos acompañarán siempre, enseñando a próximas generaciones.

Fina Yago, mujer de uno de los hijos que tenía Don Jesús, donó a la Asociación Valencianista un libro de poesía y el libro “La historia de Caudete”, escrito por ella misma en Braille, siendo su autor su suegro Don Jesús Sánchez. Por su parte, la Asociación Valencianista se comprometió a donarlo a la Biblioteca Pública Municipal. Además, Fina informó que futuramente tenía intención de empezar la traducción en Braille de algunos de los libros del otro homenajeado.

El alcalde de Caudete, Moisés López, fue el encargado de cerrar el acto, dedicando unas palabras de agradecimiento a las cerca de 60 personas que se dieron cita en la cena, y animó a la asociación a trabajar por la historia de Caudete.

El acto estuvo presentado por María Gracia Francés.

Fuente: Asociación Valencianista Caudete


Comparte esto:
Share
Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


Deja un comentario


Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles

Miguel Llorens creó Caudete Digital en el año 2000. Informático y apasionado de las redes sociales, desde la fundación de este diario local ha mantenido su vocación de informar y su espíritu de servicio público.

Inicio de página