El conductor herido en el último accidente de la carretera de Yecla sextuplicó la tasa máxima de alcohol

Sucesos

Redacción – Caudete Digital /


Según informa El Periódico de Yecla, no solo la peligrosidad del tramo de la carretera influyó en el último accidente de la N-344, en el que se vio implicado un camión, sino que hubo otro factor importante: el conductor sextuplicó la tasa de alcohol permitida. El camionero, que resultó herido en el accidente de tráfico ocurrido el pasado 15 de octubre, conducía con un nivel de alcohol en sangre excesivo.

Por tanto, la Guardia Civil le investiga como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir superando seis veces la tasa máxima de alcohol, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg./l.

La patrulla del Destacamento de Tráfico de Cieza que se desplazó al lugar del accidente, en el descenso de los Altos de Caudete de la vieja nacional 344, verificó que se trataba del vuelco de un camión de 40 toneladas, cargado con 18 toneladas de pienso animal.

Según explica la Guardia Civil, el conductor presentaba heridas leves así como “síntomas de haber ingerido sustancias incompatibles con la conducción, por lo que una vez auxiliado, fue sometido a las correspondientes pruebas de alcoholemia”.

El conductor, un varón, de nacionalidad española, de 41 años de edad y vecino de la localidad granadina de Santa Fe, arrojó un resultado positivo de 0,89 y 0,85 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, en sendas pruebas que se le practicaron, sextuplicó la tasa máxima permitida que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/litro, por lo que resultó investigado como presunto autor de delito de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar con creces las tasas establecidas.

El vehículo realizaba un transporte de pienso animal con origen en Zaragoza y destino Guadix (Granada). La persona investigada y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Yecla.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Se trata del cuarto caso detectado en la Región de Murcia durante 2020, en los que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil detectó episodios de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas de conductores de vehículos pesados dedicados al transporte por carretera.

Comparte esta noticia:
- | |

Deja una respuesta