¿Funcionan todavía los productos promocionales?

A pesar de parecer cosa del pasado, aún hay motivos por los que recurrir a los regalos personalizados con la marca de tu empresa.

La historia de los regalos de empresa se remonta al siglo XVIII, motivo por el cual puede parecer que son un recurso antiguo y obsoleto. Hoy todo parece efímero, por lo que la idea de algo tangible crea en algunos la sensación de que es un objeto que lo único que va a hacer es estorbar. Sin embargo, hay motivos y ejemplos que demuestran que son muy útiles y prácticos. Veamos algunos de ellos.

Refuerzan la imagen de marca

Un logotipo o una marca impresa sobre un producto de uso cotidiano es una buena forma de llegar a la mente del consumidor. A medida que lo va utilizando, éste se familiariza con la marca y mejora el concepto que tiene de ella, aunque el producto que tenga en las manos no tenga relación con lo que vende tu empresa.

Un ejemplo lo tenemos en las agendas personalizadas, de las que muchos no podemos desprendernos a pesar de intentarlo. Mirar día tras día la portada de este libro, justo antes de ver qué es lo que tenemos que hacer, nos identifica como parte de la vida de quien la usa, lo que hace que piense en una marca cuando le haga falta algo. Una marca que será la que más grabada tiene en la cabeza.

Una forma creativa de presentarse

Cuando alguien se presenta, lo habitual es enseñar su tarjeta de visita, que suele terminar guardada en un fichero junto a otros cientos en el mejor de los casos. En otros, acabará en la basura a los pocos minutos.

Algo como los bloc de notas personalizados en cambio tienen muchas más probabilidades de permanecer junto a la persona que lo recibe, ya que es útil para apuntar recordatorios, avisos y otras cosas. Hasta puede que lleguemos más allá de donde pensábamos, porque el bloc se le da a otra persona, que quizás esté más interesada en comprar nuestro producto o contratar un servicio, y que de otro modo no habríamos podido contactar.

Permite diversificar la estrategia

La publicidad tiene un gran número de formas, por lo que no es bueno centrarse únicamente en una de ellas. Combinando varios elementos, como folletos explicativos, anuncios en medios y detalles singulares como los paraguas personalizados con los colores y el nombre de tu empresa, conseguirás un impacto mayor que si te centraras únicamente en entregar folletos o hacer anuncios que poca gente verá completos.

Ten en cuenta que el público tiende a aburrirse con facilidad, pero hay cosas que no deja de hacer, como usar el paraguas cuando llueve. De forma inconsciente, está introduciendo en la cabeza un mensaje, que salvo que sea impactante no tendría un efecto tan profundo en él.

Publicidad a un precio bajo

Los artículos promocionales tienen otra ventaja con la que no cuentan estrategias más modernas, como el uso de redes sociales. Por un presupuesto relativamente bajo se consigue un ROI muy alto. Las redes sociales son efímeras y las campañas se hacen pensando a corto plazo, pero los regalos de promoción tienen una larga vida útil, por lo que causan el efecto que se busca durante mucho tiempo. En realidad, es un modo de publicitarse sin tener que gastar dinero de forma constante.

Los productos promocionales funcionan, y lo hacen muy bien. Además, no hay por qué recurrir al clásico bolígrafo o el mechero de turno. La tecnología ha traído nuevos soportes sobre los que estampar tu marca de empresa, como llaves USB, fundas para el móvil, cargadores o reproductores de MP3. Si quieres causar impacto durante mucho tiempo, no dejes de lado este recurso.


Comparte esto:
Share
Recibe todas las noticias en tu correo electrónico conforme se publiquen. Sólo tienes que poner tu dirección y pulsar en el botón de suscripción:


Deja un comentario


Administrador de Caudete Digital: Miguel Llorens Tecles

Miguel Llorens creó Caudete Digital en el año 2000. Informático y apasionado de las redes sociales, desde la fundación de este diario local ha mantenido su vocación de informar y su espíritu de servicio público.

Inicio de página