Cómo jugar con éxito al Blackjack, o Veintiuna

Interesante

El juego del veintiuno, o blackjack, es uno de los más populares en los casinos de todo el mundo. Aprende más sobre sus estrategias.

El blackjack es uno de los juegos con más posibilidad de estrategia de un casino. Puedes practicar tácticas probadas para tener un retorno alto de tus apuestas si practicas lo suficiente. Cuando aplicas estrategias, el juego se hace tan interesante que sube al nivel competitivo que engancha a cualquier jugador habitual.

Variantes y reglas básicas del Black Jack

En el juego del blackjack tú te enfrentas al crupier, quien representa a la casa de apuestas. Lo que sucede es que el crupier tiene una forma fijada de jugar y no puede tomar decisiones dependiendo de otros factores, salvo de tu mano. Por ejemplo, siempre se planta si tus cartas suman 17 o más, pero pide carta si tiene un 16 de puntuación.

Hay dos variantes básicas de este juego: el americano y el europeo. La modalidad americana es la que ofrece una mayor probabilidad de ganancia al jugador, porque el crupier desvela su segunda carta de inmediato en caso de tener blackjack, antes de que los jugadores suban sus apuestas.

En cambio, en la modalidad europea, el crupier toma la segunda carta después de que suban las apuestas. Por lo tanto, si juegas en modo americano, sabrás de antemano si vas contra un blackjack y se acabará la jugada en ese momento, mientras que en el modo europeo podrías subir la apuesta y acabar enfrentándote a un blackjack.

Tácticas que debes recordar

Este es un juego en el que debes saber cuándo plantarte. Debido a las reglas prefijadas para los crupieres, queda en manos de los jugadores la posibilidad de arriesgarse más de la cuenta para ganar. Por ello, es mejor jugar sopesando cuando dejar de pedir carta, que al revés.

Siempre es posible que te toque algo pequeño en la siguiente carta, pero si tienes en cuenta que podrías quedar por encima de 21, no es buena idea pasarse pidiendo. Por otra parte, si juegas como un crupier, ganarás poco. El juego está pensado para incentivar el riesgo en el apostador.

Por parte del crupier, las cartas más fuertes en el juego están entre 7 y el as, ambas incluidas. Por otra parte, comenzar la mano con cartas entre el 2 y el 6 se considera jugar contra una carta débil, siendo el 5 y el 6 las dos peores.

Si el crupier tiene una buena carta, hay que subir la apuesta con cuidado o plantarse pronto, a menos que se tengan opciones. Se recomienda plantarse cuando se tiene un 17 o más, por razones evidentes, ya que es probable pasarse.

Aprovecha para entrar en este sitio y llevarte los giros de ruleta gratuitos con tu registro. ¡Así de simple y rápido! También puedes probar los juegos sin registro para buscar tu preferido. Dicen que en la variedad está el gusto y que la única forma de saber lo que te gusta es probando, ¡pues adelante!

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta