La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha va a retirar los ocho acopios ilegales de neumáticos que hay en la región, entre ellos el de Caudete

General

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha va a retirar los ocho acopios ilegales de neumáticos que hay en la región, que suman 8.000 toneladas, con lo que se quiere evitar que se pueda volver a repetir un incendio como el ocurrido en el cementerio de ruedas Seseña (Toledo) el año pasado.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha comparecido este martes en rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno de esta semana relacionados con su departamento.

Martínez Arroyo ha detallado que los acopios ilegales de neumáticos se encuentran localizados en Chiloeches (Guadalajara), Caudete y Hellín (Albacete), Cervera del Llano (Cuenca), Argamasilla de Alba (Ciudad Real), y Yunclillos, Consuegra y El Toboso, en la provincia de Toledo.

Ha indicado que ya se han iniciado los trámites para retirar todos los neumáticos almacenados de forma ilegal y que se encargará de hacerlo la empresa pública Tragsa, como se hizo en el incendio de Seseña ocurrido en mayo de 2016.

Del mismo modo, se separará la parte metálica del neumático y cada una se llevará a un tipo de gestor de residuos.

El consejero ha afirmado que el coste de la retirada se repercutirá en los particulares dueños de las parcelas donde se encuentren almacenadas las ruedas, porque se trata de acopios ilegales.

Se va a empezar el próximo mes de noviembre con los neumáticos acumulados en Hellín y Argamasilla de Alba.

Fuente: eldigitalcastillalamancha.es

Comparte esta noticia:

- | |

Deja un comentario