La marihuana, especies y semillas

Interesante

Hablar de marihuana parece estar relacionado única y exclusivamente con el tráfico de drogas, sin embargo, esta noble planta ha hecho presencia desde la antigüedad siendo la protagonista de innumerables proyectos científicos que describen los pro y contra de la especie en función de su composición química. Así mismo, de su naturaleza se desprenden una amplia variedad de especies y semillas que representan la base de un sólido mercado de cultivos y colecciones por parte de expertos y novatos que se mantienen ansiosos por los nuevos descubrimientos y así saber donde comprar semillas de marihuana de floración rápida, por ejemplo, en este caso, dicha adquisición les permitan potenciar el desempeño de su cultivo y obtener una cosecha óptima con la menor inversión de tiempo.

Marihuana y sus semillas

Cultivar marihuana de forma legal o coleccionar sus semillas, son actividades que merecen tiempo y atención, pues es necesario conocer los principios y fundamentos básicos de la planta antes de ir directo a las semillas. Si de documentarse se trata, diferentes reseñas coinciden en que la clasificación de esta especie se centra en tres importantes grupos que han servido de base científica para la obtención de ejemplares de semillas cada vez más innovadores. Cannabis Sativa representa la especie que ha dominado la cultura popular a nivel mundial gracias a las características físicas particulares de la planta con un copioso tamaño y hojas grandes de amplios espacios intermodales, sus hojas se han popularizado al punto que ser considerada la imagen comercial de la marihuana.

Del continente asiático procede otra de las especies del cannabis que forman parte de su clasificación, se trata de la Indica, su planta suele ser de baja estatura, con apariencia robusta y flores apretadas, goza de prestigio a nivel terapéutico gracias a su elevado contenido de Cannabidiol o CBD, un cannabinoide de los tantos que contiene la planta y que ha sido motivo de múltiples valoraciones científicas por sus beneficios a la salud. La subespecie Ruderalis no se queda atrás, deriva de la especie Sativa, esta noble planta fue descubierta por su loable capacidad de sobrevivir a fuertes condiciones climáticas llevándose el galardón de sobreviviente y sirviendo de pieza fundamental en posteriores hibridaciones con el fin de perpetuar sus rasgos genéticos en especies futuras; son plantas de menor tamaño en comparación con las otras especies.

El conocimiento de las especies claves del cannabis permite adentrarse el sorprendente campo de las semillas donde se reconocen tres clasificaciones básicas, la primera de ellas son las semillas regulares, podría decirse que son las precursoras del resto, además representan un tipo de semilla natural, donde la mano del hombre no ha intervenido pues concentran la más pura esencia de reproducción. Este tipo de semillas da origen a plantas hembras y machos, las primeras gozan de gran prestigio y explotación por su contenido de THC, mientras que los últimos a pesar de ser necesarios para polinizar las plantas femeninas, no son de gran provecho para los grandes cultivadores debido a que ofrecen solo una pequeña proporción de THC.

En la segunda clasificación se encuentran las semillas feminizadas, derivan de un proceso científico que surge con la intención de desterrar al cannabis macho dado su poco potencial para producir THC, principal cannabinoide responsable de generar efectos nocivos a la memoria y conducta de los individuo por su impacto psicoactivo. Hoy en día, el proceso de feminización se ha hecho común entre los cultivadores especializados o bancos de semillas, a rasgos generales, se obtienen al polinizar las flores provenientes de una planta hembra con el polen que se extrae de otra planta hembra revertida; el término “revertida” significa transformar una planta hembra en un macho que no ofrezca ningún gen masculino, todos estos procesos requieren de sumo cuidado y detalle. Las semillas feminizadas en combinación con las variedades de la especie Ruderalis, han permitido una tercera clasificación denominada semillas autoflorecientes, estás gozan de gran prestigio sobre todo por aquellos que comienzan a debutar con los cultivos del cannabis, pues son semillas que ofrecen plantas resistentes sin muchas exigencias con el régimen de luz/oscuridad, además de alcanzar el período de floración en corto tiempo.

Comprar semillas en España

España es uno de los países europeos que ha establecido un control legal sobre la compra de semillas de cannabis, las leyes establecen que todo ciudadano mayor a 18 años puede comprarlas, sin embargo existen sanciones en aquellos casos donde se descubran cultivos o plantaciones para tráfico de la especie o venta ilícita. El consumo y cultivo privado no está penado siempre y cuando no se incurra contra las bases legales. Se pueden adquirir semillas de cannabis en tiendas físicas repartidas por toda España o a través de bancos de semillas especializados que funcionan en la web como es el caso de Sensoryseeds, uno de los portales de mayor prestigio para quienes buscan variedad de semillas coleccionables.

Comparte esta noticia:

Deja una respuesta